«Sé que puedo conseguir más cosas»

J. G. P.ARRATE

Cuando entró en la meta del Santuario de Arrate, Igor Antón andaba todavía como sonámbulo. Desnortado. Con el pulso aún alocado y la derrota demasiado cerca como para digerirla. Su primera reacción fue noble: «Hay que felicitar al ganador. No he podido seguirle. Sé que puede parecer increíble que me haya dejado en un descenso, pero es que no podía. Llevaba las piernas hinchadas», argumentó para justificar su decepción en la línea de meta.

Por la mañana, antes de salir, se le notaba inquieto. Era la apuesta del Euskaltel-Euskadi. Todos para uno. Para el 'genio', como le define Fernández de Larrea. «Creo que he llevado bien esa responsabilidad. Tenía que atacar en Arrate y lo he hecho en el momento que creía más conveniente». Acertó. En el punto crítico para el resto. Fue una erupción. Irresistible. Magma naranja.

Pero luego, bajando hacia Arrate, todo se esfumó. Capecchi apagó el incendio. «Bueno, pero estoy contento. Hace diez días aún estaba con la lesión. Me ha costado salir y todavía tengo alguna molestia».

«Ya lo conseguiré»

Antón aún está conociéndose: «Sé que puedo hacer más cosas. Y lo que he aprendido es que cuando estoy bien tengo que aprovecharlo. Me he quedado cerca. Ya lo conseguiré. Confío en las cualidades que tengo, aunque no me gusta lanzar las campanas al vuelo», razonó el corredor vizcaíno.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos