El pionero de la dieta personalizada en España trabajará con el Athletic

Antonio Escribano, endocrino del Sevilla, ajustará lo que come cada jugador El doctor irá a la concentración de Isla Canela

J. O. L.| BILBAO
EN SU CONSULTA. El doctor Escribano colaborará esta pretemporada con el Athletic. / EL CORREO/
EN SU CONSULTA. El doctor Escribano colaborará esta pretemporada con el Athletic. / EL CORREO

Antonio Escribano, endocrino del Sevilla y pionero en España de la dieta personalizada para los futbolistas, trabajará con el Athletic. El doctor efectuará la pretemporada de Isla Canela (Huelva) con los rojiblancos, a quienes organizará las comidas e impartirá pautas para el resto de la temporada. Escribano es, según su currículo, el único médico en España que cuenta con la doble titulación, de especialista en Endocrinología y Nutrición y de especialista en Medicina de la Educación Física y el Deporte.

La colaboración de Escribano fue anunciada ayer por el club. Además, confirmó de paso la noticia adelantada por EL CORREO de la contratación como preparador físico de la pretemporada de Bernardo Requena Sánchez, doctor en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte en el Instituto Nacional de Educación Física de Granada y profesor de Bases del Acondicionamiento Físico en la Universidad pública Pablo de Olavide de Sevilla. La misión que se le asignará es dirigir el trabajo de pretemporada, periodo durante el cual se centrará en desarrollar la fuerza en los jugadores. Tanto Escribano como Requena permanecerán como asesores externos desde su ciudad de residencia, Sevilla, en cuanto concluya la concentración de Isla Canela.

Cada vez más, los clubes incorporan en sus equipos técnicos a nutricionistas y endocrinos como Escribano. Este doctor dio a partir de 2004 los primeros pasos de una auténtica revolución en el fútbol español. La premisa de la que partió era sencilla: «No todos quemamos las mismas calorías en reposo o en activo. Un futbolista no debe comer lo mismo que un atleta, como tampoco un mediapunta necesita el mismo aporte de calorías que un portero. Si estás gordo, te cansas antes. Y el que está fatigado se esconde. La fatiga, además, es la primera causa de las lesiones. Hay que llegar fresco y pidiendo la pelota», razona.

Entrenamiento invisible

Escribano realizará un estudio a los rojiblancos para saber cómo queman calorías tanto en reposo como en activo y ajustará la cantidad de comida que necesita cada uno para rendir mejor. Su método se basa en que los jugadores tomen los alimentos en el orden y con la medida adecuada. Además, remarca que las vitaminas que hay en la comida son mejores que cualquier producto sintético porque el cuerpo las asimila más fácilmente.

Su figura generó cierta controversia cuando hubo quien vinculó las papillas que da en el descanso a los jugadores del Sevilla y la muerte de Antonio Puerta. Obligado a salir en público para defenderse, explicó que en los purés sólo hay zumos de frutas, verduras y yogur.

Joaquín Caparros y Rafa Benítez fueron los primeros entrenadores de España en apreciar las ventajas de lo que Escribano califica como «entrenamiento invisible», un concepto manejado muy habitualmente por el utrerano. En su consulta privada atiende a los rojiblancos Armando y Aitor Ocio. Además del Sevilla, es también el nutricionista del Deportivo, Xerez, Getafe y de la selección española de baloncesto. En noviembre de 2007 fue contratado por el Tottenham a petición expresa de Juande Ramos, que ya había trabajado con Escribano en el Sevilla.

Nacido en Córdoba en 1950, además de colaborar con equipos de fútbol ha trabajado para toreros, atletas e incluso modelos.

Fotos

Vídeos