Activistas de Greenpeace se enfrentan a un atunero vasco en el Pacífico Sur

Los ecologistas trataban de impedir que el pesquero Albatun Tres, que faenaba cerca de las islas Fénix, recogiese el pescado que había quedado atrapado en sus redes, pero han fallado en su intento

EFE |SIDNEY
El Albatun Tres es considerado por Greenpeace como el mayor atunero del mundo. /AP/
El Albatun Tres es considerado por Greenpeace como el mayor atunero del mundo. /AP

Activistas de la organización ecologista Greenpeace se han enfrentado a un atunero vasco en aguas de Kiribati, en el Pacífico Sur, en protesta por su sistema de pesca, según los medios neozelandeses. Los ecologistas trataban de impedir que el pesquero 'Albatun Tres', que faenaba cerca de las islas Fénix, recogiese el pescado que había quedado atrapado en sus redes, pero han fallado en su intento.

Greenpeace ha llevado a cabo en las últimas semanas una protesta por diferentes países del Pacífico Sur para concienciar del problema de la pesca intensiva del atún. La organización considera que la pesca excesiva de este pez daña los ecosistemas del océano y provoca escasez, en una zona en la que el atún es un alimento básico.

Esta organización indicó que el Albatun Tres, considerado por Greenpeace como el mayor atunero del mundo, puede apresar más de 3.000 toneladas de atunes en un sólo viaje. El portavoz de estos ecologistas, Sari Tolvanen, explicó que "a buques del tamaño del Albatun Tres no se les puede permitir vaciar reservas de atún del modo en el que lo hacen".

El pasado febrero, Kiribati declaró área protegida a las islas Fénix, a medio camino entre Hawai y Fiyi, convirtiéndolas en la mayor reserva marina del mundo.

"Eco mediático"

La empresa Albacora, armadora del atunero 'Albatun Tres', ha asegurado que Greenpeace no ha verificado la información sobre la actividad de este pesquero y actúa para conseguir "por el eco mediático". Un portavoz oficial de la compañía ha asegurado que el pesquero, al igual que el resto de barcos de su flota, cuenta con todas las licencias legales de pesca de esa zona y que incluso está dotado de una sistema de control vía satélite de un organismo intergubernamental del Pacífico central, por lo que "el buque está actuando con toda la legalidad vigente".

"El buque 'Esperanza' de Greenpeace se dedica a hacer pintadas como que se captura más pescado del permitido o en condiciones ilegales, lo que en nuestro caso es completamente mentira y hemos pedido a Greenpeace que trate de verificar sus fuentes porque querer meternos a todos los buques pesqueros en el mismo saco con ilegales, lo único que hace es daño", ha añadido.

El portavoz de Albacora, empresa de 30 años de antigüedad dedicada a la captura y venta de atún para conserveras, ha considerado que "estas organizaciones muchas veces actúan más por el eco mediático que por la verdad, que digan quién es el ilegal, si ellos con su actitud o nosotros con un buque perfectamente legal en su actividad".

La empresa vizcaína ha explicado que las licencias de que disponen son emitidas por los países de la zona, en este caso Islas Salomon, Micronesia o Kiribati, y están amparadas por la Unión Europea y ha negado que el 'Albatun Tres' sea el mayor atunero del mundo, ya que su capacidad de carga es de 2.200 toneladas y no de 3.000 toneladas como afirmó Greenpeace.