La nueva camada de Caparrós

El entrenador ha dado oportunidades a cinco jugadores del filial, Koikili, Susaeta, Vélez, Ramos y Urko. «Es un error buscar fuera lo que tenemos en casa», justifica el utrerano

LUIS ANSORENA |BILBAO
LA SORPRESA. Koikili se ha ganado un puesto./
LA SORPRESA. Koikili se ha ganado un puesto.

Joaquín Caparrós lo advirtió desde el principio: en su Athletic los jóvenes desempeñarían un papel destacado. En pleno culebrón por la operación regreso de Asier del Horno, en agosto, el entrenador anunció su apuesta por la juventud cuando quiso frenar las ansias que suscitaba la posibilidad de ampliar la lista de fichajes y reforzar así un equipo que llegaba escaldado, tras dos años de derrumbe. «A veces cometemos esos errores, buscamos fuera lo que tenemos en casa», comentó el entrenador en una de sus primeras ruedas de prensa como rojiblanco.

Fiel a esa proclama, de la que ha hecho bandera en sus intervenciones públicas, el utrerano se puso manos a la obra y buscó en Lezama lo que necesitaba su escuadra. A falta de un lateral izquierdo, llamó a Koikili Lertxundi; a falta de un interior desequilibrante, pidió a Markel Susaeta; a falta de goles, ofreció minutos a Ion Vélez... Todos ellos, y Aitor Ramos y Urko Arroyo, son algunos de los nombres llamados a formar parte del Athletic del futuro. Caparrós siempre podrá presumir de que fue él el que les dio la primera oportunidad.

MARKEL SUSAETAInterior diestro: 29 partidos, 4 golesDesequilibrio y desparpajo

Con 29 partidos en Liga y cuatro goles, Susaeta (Eibar, 1987) se ha convertido en una de las grandes sorpresas de la temporada. Al eibarrés le llegó la oportunidad en verano. Durante las vacaciones, en un día de playa en Deba (Guipúzcoa), sonó el móvil del canterano. Era Koldo Asua, técnico de Lezama. «Era un viernes, me dijo que el lunes me incorporaba a los entrenamientos del primer equipo, pero me advirtió inmediatamente de que eso no significaba que iba a ir a las concentraciones de Covaleda (Soria) y Papendal (Holanda)». De poco sirvió la advertencia, porque al 'cachorro' ya nadie le iba a mover del primer equipo -salvo alguna bajada al filial para echar una mano a un Bilbao Athletic en apuros-.

Susaeta, un chaval que garabatea la banda, con caños y regates, debutó a lo grande: en el Camp Nou, de titular y con gol. Con los partidos, la grada se rindió a su atrevimiento, muchas veces excesivo, pero fácil de justificar en un joven de 20 años. Caparrós, que alguna vez le abronca para que evite el choque con las defensas, supo de inmediato que el futuro había llamado a su puerta. «Me recuerda en muchas cosas a Navas», dijo sobre el interior, que sigue una dieta para ganar dos kilos de cara al curso que viene.

KOIKILI LERTXUNDILateral izquierdo: 27 partidos, un golInteligencia y sobriedad

A Koikili Lertxundi (Otxandio, 1980) pocos le esperaban. Con 26 años (ya tiene 27), curtido en categorías menores, ni él mismo esperaba verse en el Athletic. Sin embargo, cuando le llegó la oportunidad («la última», dijo), este licenciado en Historia, que compagina su vida futbolística con la de empresario, le quitó el puesto al mismísimo Del Horno.

San Mamés aplaude la entrega de este joven, que piensa antes de actuar, que evita los riesgos, que no tiene problemas en pasar desapercibido por el bien del equipo y que ha contribuido a poner fin a la sangría de la banda izquierda que lastró a la defensa el curso pasado.

ION VÉLEZDelantero centro: nueve partidosUn punta en construcción

Ion Vélez (Tafalla, 1985) es un punta en construcción. Llegó desde el Bilbao Athletic, contó con oportunidades en los nueve primeros partidos de Liga (llegó a sumar más minutos que Llorente) y desapareció de las alineaciones. Se marchó cedido al Hércules. Allí ha disputado 19 encuentros y ha marcado cinco goles. Vuelve y quiere quedarse.

AITOR RAMOSDelantero centro: cinco partidosPelea, pelea y pelea

Aitor Ramos (Bermeo, 1985) debutó contra el Barça en San Mamés. Aguantó cuarenta y cinco minutos. Sus siguientes encuentros permitieron ver en él el prototipo de un delantero peleón, que presiona muy arriba...

URKO ARROYOInterior derecho: un partidoVeloz y con regate

Urko Arroyo (Bilbao, 1987) jugó el domingo con el primer equipo. Fue una sorpresa. En el club destacan su velocidad, desequilibrio y buen disparo con ambas piernas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos