Destinado en Euskadi para ganar 'puntos' que le permitieran regresar a Málaga con su familia

Juan Manuel Piñuel Villalón, el guardia civil asesinado hoy por ETA, estaba casado y tenía un niño de 5 años

AGENCIAS |
Juan Manuel Piñuel Villalón. / ANTONIO SALAS/
Juan Manuel Piñuel Villalón. / ANTONIO SALAS

La víctima mortal en el atentado cometido esta pasada madrugada en Legutiano, Juan Manuel Piñuel Villalón, llevaba dos meses -desde el 11 de marzo de 2008- destinado en la localidad alavesa, adonde se había desplazado desde su domicilio, en Málaga, para conseguir la preferencia que le permitiera volver a Málaga con su familia, según han informado fuentes de la lucha antiterrorista.

Piñuel, nacido el 20 de enero de 1967 en Melilla, estaba casado y tenía un niño pequeño. El agente había estado descansando en su casa durante 72 horas y ayer hizo su primer servicio. "Venía de ver a su familia y ha fallecido", han lamentado. Era hijo de un militar y vivió en la ciudad autónoma los primeros ocho años de su vida. Así lo han asegurado fuentes próximas a la familia, que han manifestado que Piñuel Villalón nació en Melilla porque su padre estuvo destinado en esta ciudad y también en el Sáhara. Según las citadas fuentes, el guardia civil asesinado no había vuelto a la ciudad autónoma desde entonces, aunque conserva en Melilla varios familiares, entre ellos una tía y un primo.

Durante la pasada noche se encontraban dos agentes vigilando el cuartel. Cuando llegó la furgoneta, uno de ellos salió y Piñuel se quedó en el interior del pequeño edificio de vigilancia anexo al cuartel. Cuando estallaron los explosivos, él fue la víctima. El edificio, quedó derruido por la explosión, al igual que la garita que se encontraba al lado. El cadáver tuvo que ser rescatado de los escombros.

"Buena persona y trabajador"

La viuda y otros familiares suyos han salido ya de la casa de Málaga donde residen con destino al aeropuerto malagueño para volar hacia Vitoria. Un microbús les ha recogido sobre las 11.00 horas, mientras que los suegros del agente se han quedado con el hijo del guardia, de 5 años, en la vivienda donde viven todos ellos y la viuda en la barriada malagueña de El Palo, han informado sus vecinos, que están muy afectados.

No paraban de comentar lo sucedido y han destacado que el guardia, al que conocían como Manolo, de 41 años, era "una buena persona y muy trabajador". Piñuel se había trasladado como guardia voluntario al País Vasco hace dos meses y entró en el instituto armado hace siete años, periodo en el que había estado destinado en la Comunidad Valenciana.

Fuentes de la Guardia Civil han asegurado que el agente vivía, al parecer, en Málaga cuando entró en el cuerpo y que posee una vivienda en la capital malagueña, donde su familia reside. El guardia mantenía bastante relación con Málaga, aunque no había estado destinado en esta capital, y su esposa es la hermana de un funcionario del Ayuntamiento malagueño, según han manifestado fuentes municipales, que apuntan la posibilidad de que se celebre algún acto de despedida al agente en la ciudad.

Sexta mejor nota

Asimismo, Piñuel Villalón consiguió la sexta nota más alta de los más de 900 aspirantes calificados y admitidos por un concurso-oposición en el Instituto Armado en febrero de 1997, según documentos oficiales. El agente asesinado por la banda terrorista accedió a la Benemérita con un total de 121,7 puntos en el concurso-oposición, una calificación sólo superada por otras cinco personas en esa misma convocatoria, que se saldó con un total de 913 aspirantes admitidos de los más de mil hombres y mujeres que realizaron las pruebas teóricas y físicas.

El agente fallecido ingresó en la Guardia Civil en 1997, con 30 años de edad, y concluyó su formación militar en la Academia de Baeza (Jaén) en el Instituto Armado en abril de 2000. Piñuel Villalón consiguió entonces una nota final de 7,9 puntos, frente a los 8,6 puntos que consiguió el mejor agente de esa misma promoción y muy por encima de los 6,02 que obtuvo la calificación más baja.

Casado y con un hijo, el agente asesinado llevaba dos meses trabajando en la Casa Cuartel de la localidad alavesa de Legutiano, en la que había pedido destino para conseguir la preferencia que le permitiera volver a su ciudad de origen, Málaga. En 2002 estuvo destinado en la Comandancia de la Guardia Civil de Valencia y, con anterioridad, en la Comandancia de Zaragoza Rural.