El iurbentia sigue haciendo historia

Fundado hace ocho años, el Bilbao Basket ha entrado en la élite del baloncesto español

EFE |BILBAO
Celebración en el vestuario tras el último partido. /Borja Agudo/
Celebración en el vestuario tras el último partido. /Borja Agudo

El joven Bilbao Basket, club fundado el 7 de marzo de 2000, sigue haciendo historia y esta temporada, la cuarta en la ACB, ha conseguido ya situarse entre la élite de la competición, la que pelea al final del campeonato por el título y, además, disputa una competición europea. Ambos objetivos los ha alcanzado en la última jornada, con una victoria ante el Ricoh Manresa en La Casilla que se le complicó en los tres primeros cuartos, pero que fue arrolladora al final.

Tan importantes éxitos se suman a los obtenidos en su tránsito a la ACB, los ascensos a la LEB y a la propia ACB en los cursos 2001-2002 y 2003-2004, respectivamente; el título de Copa en LEB-2 en 2001-2002; y los lideratos al término de la temporada regular en las campañas de sus ascensos.

Fueron todos esos éxitos buenos augurios de cara al futuro, aunque quizás el mayor 'título' logrado por el club que presidiera antes de su llegada a la ACB Jon Arrinda y ahora encabeza Xabier Jon Davalillo sea haber convencido por la vía de los hechos a la sociedad vizcaína y bilbaína, en general, y a sus instituciones, en particular, de que el proyecto de baloncesto en Bilbao merece la pena. Con el aval de la Diputación y del Ayuntamiento, y el apoyo de una masa social y de aficionados que crecía día a día, ya en la ACB el Bilbao Basket, primero con el patrocinio de Lagun Aro y desde esta temporada con el de Iurbentia , no para de crecer.

En sus tres primeras temporadas fue logrando, cada año con más holgura que el anterior, salvarse del descenso, que era su único objetivo. Pero en ésta, en la que lo que quería no iba más allá de cierto desahogo, sus previsiones se han desbordado y ha alcanzado en un sólo paso lo que se planteaba en muchos. Así, con apenas ocho años de edad, el Bilbao Basket se ve donde otros no han podido colocarse ni después de muchos años intentándolo: entre los mejores.

Y puede no acabar todo ahí, ya que en el 'play-off', si muestra la solvencia y el poderío de cuando ha tenido toda la plantilla sana -como de nuevo la tiene ahora, con la excepción de Martin Rancik-, podría hasta pelear por una plaza en la Euroliga, algo, en todo caso, verdaderamente complicado de lograr.

Los protagonistas

En este punto de su historia, bueno es recordar la importancia de mucha gente en el proyecto Bilbao Basket, si bien son especialmente tres personas las que ha tenido una influencia capital en su impresionante crecimiento: el máximo accionista, Gorka Arrinda; el entrenador, Txus Vidorreta; y el capitán, Javi Salgado.

Arrinda, dueño de una importante empresa de representación de deportistas, recogió el testigo de su padre cuando el equipo ascendió a la ACB y le ha dado la solidez necesaria, tanto en el ámbito de la organización como el económico. Entre otros pasos, el de constituir al club en Sociedad Anónima Deportiva.

Vidorreta es el gran artífice desde la parcela deportiva. Con él al mando, el Bilbao Basket se ha ido haciendo durante siete años lo que es hoy: un equipo valorado por su trayectoria, respetado por su manera de hacer las cosas y temido en la cancha por sus rivales.

Referente

Salgado es el referente local de la plantilla. El que recuerda a los aficionados el trabajoso pasado y el esplendoroso presente. Llegado de la mano de Vidorreta, el 'crack de Santutxu', como en su día fue certeramente bautizado, ha sabido ir adaptándose a los vertiginosos cambios, hacerse con un puesto en la Liga y seguir evolucionando hasta ser considerado unánimemente como uno de los jugadores destacados de la presente temporada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos