El PSE exige a Madrazo que actúe contra los ediles de Mondragón y éste pide «respeto»

JON FERNÁNDEZ

Un día después de que el coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, situara «al margen» de esta coalición a los concejales de Ezker Batua en Mondragón por no apoyar la «moción ética» contra los ediles de ANV, el PSE instó ayer al líder de la formación de izquierdas, Javier Madrazo, a tomar cartas en el asunto. El portavoz de los socialistas vascos, Rodolfo Ares, pidió al mandatario de EB «altura de miras, valentía y coraje cívico» para afrontar sus responsabilidades. «Difícilmente se puede estar al frente del Gobierno de un país cuando uno es incapaz de gobernar su propia casa», criticó en referencia a su participación en el tripartito liderado por el lehendakari Ibarretxe.

En el mismo sentido se pronunció el secretario general del PSE en Guipúzcoa, Miguel Buen, quien pidió a Ezker Batua que «escuche el clamor popular».

Madrazo replicó de inmediato y reclamó «que no se criminalice» a los representantes de su organización en la localidad guipuzcoana. El coordinador de EB tomó la palabra en el consejo político de Izquierda Unida celebrado ayer en Madrid, en donde exigió «respeto» al resto de partidos. «No aceptamos ninguna lección de democracia; menos del PSOE. ¿Se ha olvidado acaso que negoció con ETA después del atentado de la T-4 y que legalizó a ANV?», se cuestionó.

Madrazo agregó que tampoco admite lecciones de «compañeros que luego reconocen que han votado al PSOE en las generales», en referencia a la dirigente de IU y alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar. La 'número dos' de la coalición declaró el viernes que «sobran» del partido quienes no comparten su política antiterrorista, en alusión a los ediles de Mondragón.

En cualquier caso, el propio líder de EB tuvo que reconocer ante el comité que la votación «de EB-Zutik no conecta con los posicionamientos de la dirección de EB ni con el sentir de las bases, del electorado», por lo que la formación modificará sus estatutos con el fin de que las decisiones que vayan «más allá» del ámbito municipal no las tomen las asambleas locales.

En medio de la polémica, la concejala de Zutik de Mondragón, Julia Monge, dirigió ayer una carta abierta a Llamazares en la que defiende a los dos ediles de EB y precisa que, tras ellos, «hay todo un grupo de militantes que les apoyan y que sienten que, de la misma manera, también han sido 'liquidados'. ¿Va a venir usted a nuestro pueblo a recomponer el partido?».

Por otra parte, el líder del PP, Mariano Rajoy, exigió ayer a la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega que se retracte de sus palabrasal tachar de «indignos» a los ediles que no apoyaron la moción, entre quienes figuraba el concejal popular, que se abstuvo. Para Rajoy, esa crítica es una «enorme injusticia», ya que, «si alguien ha defendido la libertad en el País Vasco, la lucha contra ETA y que ANV no se presente a las elecciones ha sido el PP».

Fotos

Vídeos