El Trapagaran remite a la Federación Española la documentación para permanecer en Primera

El club minero, penúltimo clasificado, optará a ocupar una de las dos plazas de repesca que se asignarán tras disputarse las promociones

TXEMI ALONSO
Sergio Barcenilla./
Sergio Barcenilla.

La temporada liguera del Aparcabisa Trapagaran ha sido como una película de suspense cuyo final todavía está por decidir. Probablemente el club logre la permanencia en Primera División, al menos así lo esperan la plantilla, técnicos, directivos y aficionados. El guión ha pasado ahora a manos de la Federación Española, que decidirá si busca un remate feliz o, por el contrario, apuesta por uno terrorífico: el descenso.

Los rectores del Trapagaran ultimaron ayer el dossier con la documentación que enviarán hoy a la Federación Española de balonmano para que lo tenga en cuenta de cara a la asignación de las plazas para 'recuperar' a dos de los cuatro clubes descendidos a Segunda. Los mineros tienen derecho a esa repesca al haber terminado el curso en la penúltima posición.

Los hombres de Sergio Barcenilla han permanecido durante buena parte de la temporada en la última posición. Sin embargo, supieron reaccionar a tiempo al sumar ocho de los últimos diez puntos en juego. De esa forma, relegaron al Hondarribia al farolillo rojo. El técnico alaba el sacrificio de sus jugadores, aunque invita a «reflexionar para convencernos de que no somos tan malos. Tal y como ha ido todo este año, creo que este final ha sido un premio», sopesa.

Equipo de Primera

Mientras el club espera la respuesta del ente federativo, ya han empezado los primeros movimientos para formar el plantel de la próxima campaña. «En principio vamos a plantearnos un equipo para Primera. Estamos atados porque no podemos cerrar contratos ahora, pero partiremos de esa premisa ya que hay jugadores a los que no les interesa jugar en Segunda», señala.

La formación de una plantilla más competitiva que la de este ejercicio puede complicarse en el caso de que Askartza y el filial del Barakaldo, que disputarán la promoción de ascenso, logren el salto a la Primera División. El mercado vizcaíno es muy pequeño y los equipos tendrán dificultades para potenciar sus plantillas.

Por otro lado, el Aparcabisa Trapagaran se enfrentará al Aldaiturriaga Urdaneta en la semifinal de la Copa Bizkaia que, en un principio, la Federación planteó al mejor de cinco choques y que, a petición de los clubes, puede recuperar el tradicional formato a ida y vuelta. El cuadro que resulte vencedor se medirá en la final al Barakaldo, de División de Honor B, que llega directamente.