Multa a 28 supuestos hinchas del Athletic por llevar «artefactos explosivos» en Riazor

J. ORTIZ DE LAZCANO

La Comisión Nacional Antiviolencia acordó ayer sancionar con 6.000 euros y prohibición de acceso a cualquier recinto deportivo por un período de dos años a cada uno de los 28 aficionados identificados el domingo en las inmediaciones de Riazor antes del Deportivo-Athletic. El tribunal formado por miembros del Ministerio de Interior y del Consejo Superior de Deportes considera probado que estas 28 personas increparon a aficionados del club gallego y que además portaban diversos elementos que podían arrojar a otras personas, entre ellos «artefactos explosivos». Las fuentes consultadas por este periódico mantienen que se trataba de petardos de gran potencia.

En su resolución no se indica de qué club son los sancionados, aunque al indicar que «increparon con cánticos amenazantes a aficionados locales» da a entender que se trata de radicales rojiblancos.

El informe que la Policía remitió a Antiviolencia mantiene que a los violentos se les incautaron «diferentes artefactos explosivos con metralla adherida, botellas de cristal y otros elementos para arrojar como ladrillos, piedras y demás material». Según las fuentes consultadas, recogieron estos objetos en una zona de obras cercana al estadio.

El Athletic estuvo acompañado en las gradas de Riazor por 1.500 aficionados. La mayor parte de ellos llegaron en los autobuses fletados por la Agrupación de Peñas. Fuentes del primer colectivo indicaron anoche a este periódico que ninguna de las personas identificadas viajó con su expedición.

Además, se personaron en Riazor integrantes de Herri Norte, quienes accedieron al estadio pasados los veinte minutos del partido y a quienes se cambió de localidad porque las que tenían reservadas estaban muy cercanas a las de Riazor Blues.

La pasada campaña, integrantes de este grupo radical se enfrentaron, aliados con los Celtarras de Vigo, con miembros de Riazor Blues en una batalla campal que se produjo en las inmediaciones del estadio coruñés.

Con el recuerdo de aquellos incidentes, las Fuerzas de Seguridad extremaron el domingo las medidas de control en las afueras del estadio gallego.

El club rojiblanco estudiará los incidentes y podría valorar la posibilidad de tomar medidas disciplinarias si alguno de los sancionados resulta ser socio del Athletic.