Roberto Cearsolo: 16 años de carrera en el museo bilbaíno

El hasta ayer director financiero implantó en el museo bilbaíno un modelo de gestión que fue premiado con la Q de plata

VASCO PRESS |BILBAO
Roberto Cearsolo, en una imagen tomada con motivo del décimo aniversario del Guggenheim. / Archivo/
Roberto Cearsolo, en una imagen tomada con motivo del décimo aniversario del Guggenheim. / Archivo

El hasta ayer director financiero del Guggenheim, Roberto Cearsolo Barrenetxea, llevaba trabajando para el museo bilbaíno desde que era todavía un proyecto, en 1992. Durante los últimos ocho años ha sido el director de Administración y Financas de la Fundación del Museo Guggenheim Bilbao.

Nacido en Elgoibar (Guipúzcoa) en 1960, Roberto Cearsolo se licenció en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Deusto en 1984. Su experiencia laboral se inició como asesor fiscal en una empresa de Eibar entre 1986 y 1988, antes de ser consultor senior de otra empresa de San Sebastián entre 1988 y 1990. Entre este último año y 1992 fue director gerente de otra empresa de consultoría donostiarra.

En 1992 se incorporó al Consorcio del Proyecto Guggenheim Bilbao como responsable económico-financiero hasta el año en que se inauguró el Museo, 1997, en que pasó a ser subdirector de Administración y Finanzas. Tres años más tarde fue nombrado director.

En noviembre de 2006, Roberto Cearsolo intervino como ponente en la V Conferencia Europea de Registros de Museos, celebrada en el Reina Sofía de Madrid. Ante directivos de diversas instituciones museísticas de todo el continente, Cearsolo explicó la experiencia del Guggenheim en el "sistema de gestión de la capital total".

En su exposición, Cearsolo explicó cómo el Museo bilbaíno había implantado el modelo de gestión del EFQM que le había permitido obtener la Q de plata. "El modelo nos ha permitido definir aquellos procesos clave en la actividad de nuestra organización que unidos a los objetivos e indicadores relativos a cada uno de ellos, nos permiten ir alcanzando unos buenos resultados clave de rendimiento del Museo", explicó.

Según la ponencia de Cearsolo, el modelo era una "herramienta eficaz que nos ayuda en la definición de nuestros propios objetivos, así como en la detección de aquellas acciones de mejora que nos permitan ir avanzando en ese camino de la Excelencia en la gestión".

Fotos

Vídeos