Faltó un candidato

El Karpin Galicia lamenta la baja del accidentado Herrero en la decisiva contrarreloj «para luchar por el podio»

IGOR BARCIA
MALA SUERTE. Herrero, en una llegada junto a Bettini. / EFE/
MALA SUERTE. Herrero, en una llegada junto a Bettini. / EFE

Como se temía, David Herrero no pudo tomar la salida ayer a causa de su caída al término de la quinta etapa. Los dolores que tenía el vizcaíno en su cadera derecha, unidos al pinzamiento que sufrió, hacían imposible que pudiera estar en la salida para disputar la decisiva crono de la Vuelta al País Vasco.

En la meta de Orio, Álvaro Pino, director del Karpin -donde corre el de Rekalde-, lamentaba la mala fortuna que tuvo su pupilo. «Fue una lástima porque ganaba la etapa y en la forma en la que estaba era un candidato a luchar por el podio. No te voy a decir que hubiera ganado la carrera, porque veo a Contador muy superior, pero sí que podríamos haber peleado por estar entre los tres primeros. Pero bueno, ahora ya son las cuentas de la lechera, aunque si llegamos a ganar dos etapas y la regularidad que ya la tenía a mano, hubiera sido un gran resultado».

Hay que recordar que el Karpin Galicia ha sido el único equipo no ProTour que ha tomado parte en la Vuelta al País Vasco, y uno de los grandes animadores, tanto que incluso se veía en condiciones de ser el mejor equipo de la ronda vasca. Ayer, al margen de seguir la actuación de Ezequiel Mosquera, Pino sólo pensaba en la recuperación de David Herrero.

Dolores de cadera

«Me preocupan sus dolores de la cadera. El año pasado a otro compañero le pasó lo mismo, se dio un golpe y el primer examen no dio nada, pero los dolores persistieron y después los médicos revelaron que tenía una fisura». manifestó.

En caso de no tener nada grave, Pino considera que Herrero puede volver pronto a la competición. «Tiene un pinzamiento en un nervio, pero creo que eso es un problema de la inflamación que tiene. En cuanto se le baje creo que se recuperará, que remitirán los dolores y en cuatro o cinco días podrá volver a la bicicleta». La Vuelta a Asturias, si Herrero no tiene ninguna fisura como le preocupa a su director, será la siguiente carrera del vizcaíno, «y en ese tiempo no va a perder la buena forma que tiene».

Por otro lado, y ya en frío, Pino matizó sus críticas del día anterior al recorrido. «Con el calentón que tenía por la caída fui un poco duro, pero bueno, lo cierto es que la bajada con el agua estaba peligrosa, pero también es verdad que David Herrero arriesgó para ganar. Me dijo él que había arriesgado para entrar en cabeza en la última curva, porque sabía que si entraba bien colocado se llevaba la etapa. Qué le vamos a hacer», lamentó el director del Karpin Galicia, una de las formaciones que mejor rendimiento ha dado en la Vuelta.

Fotos

Vídeos