López acusa al lehendakari de estar «apagado y fuera de cobertura»

«Quiero pensar que pronto echaremos a la indigna alcaldesa de Mondragón», dice el líder del PSE

DAVID GUADILLA
PSE. Patxi López intervino ayer ante el comité nacional de su partido. / FERNANDO GÓMEZ/
PSE. Patxi López intervino ayer ante el comité nacional de su partido. / FERNANDO GÓMEZ

Casi un mes después de celebrarse las elecciones generales, el PSE reunió ayer en Bilbao a su comité nacional para valorar los «históricos» resultados obtenidos el pasado 9 de marzo y poner en marcha el proceso de designación de su candidato a lehendakari en los próximos comicios autonómicos, que con toda seguridad será Pa-txi López. Y el líder de los socialistas vascos aprovechó su intervención para, entre otras cuestiones, ensalzar lo sucedido el 9 de marzo y arremeter contra el tripartito, en especial, por lo acontecido en Mondragón.

El acto, celebrado en un hotel de Bilbao y que comenzó con un minuto de silencio en memoria de Isaías Carrasco, sirvió al dirigente del PSE para destacar que «hemos sabido mantener en el tiempo nuestra estrategia a pesar de los ataques y de las presiones que hemos tenido que soportar». Ante un centenar de militantes y cargos públicos, López aclaró que lo logrado el 9-M por el PSE no lo había conseguido en el pasado «ni el mejor PNV». «Lo primero que quiero que hagáis es valorarlo en sus justos términos, en sus dimensiones históricas», matizó.

Y fue a los jeltzales a los que dedicó buena parte de sus críticas. Sobre todo, a raíz de lo ocurrido en Mondragón. El líder del PSE sostuvo que es «incomprensible» que un partido de la «trayectoria democrática» del PNV no haya tenido «desde el principio» el compromiso y el «coraje cívico necesario» para «acompañar al resto de fuerzas políticas en una actuación irreprochable».

López aludió a la intervención realizada el miércoles por Iñigo Urkullu, cuando rectificó parcialmente a Joseba Egibar para anunciar que su partido cooperaría en el desalojo de ANV de los ayuntamientos que gobierna si la formación de la izquierda aber-tzale no condenaba las amenazas vertidas por ETA en su último comunicado. Ayer, el líder del PSE resaltó que es verdad que la dirección del PNV dio «un primer paso», por lo que «quiero pensar que muy pronto podremos echar democráticamente a la indigna alcaldesa de Mondragón».

Salir a la calle

Pero López también aprovechó la polémica surgida en la localidad guipuzcoana alrededor de la moción de censura para criticar la actitud del presidente del Gobierno vasco. «¿Alguien ha oído a Ibarretxe decir algo? ¿Qué lehendakari es éste que cada vez que hay un problema desaparece? Está apagado y fuera de cobertura», señaló.

El secretario general del PSE también alabó la unidad interna de su partido, que se ha convertido, en su opinión, «en el referente de quien quiere construir un país moderno, ambicioso, plural y en paz. Un país del siglo XXI que no podrá hacerse con mimbres del XIX».

López hizo un llamamiento a sus simpatizantes para empezar a trabajar de cara a las próximas autonómicas. Si ya el pasado jueves el PSE celebró la primera reunión de su comité electoral, ayer puso en marcha el proceso para la designación del candidato a lehendakari. El dirigente socialista fue contundente con sus bases: «Quiero que todos los cuadros del partido nos despleguemos más que nunca por las agrupaciones, que estemos muy cerca de nuestra gente. No pintamos nada encerrados en las sedes o en los despachos. Tenemos que salir a la calle y escuchar a la gente». Además, pidió generar alrededor del PSE «una gran ola imparable» para llegar a Ajuria Enea. «Sé que puedo contar con vosotros, sé que esta vez cumpliremos el sueño, que entre todos esta vez lo vamos a conseguir», sostuvo.

Respecto a ETA, señaló que la banda terrorista es «un delirio de muerte y destrucción en fase terminal».