La izquierda abertzale se manifiesta por Bilbao a favor de la ikurriña

E. C.
PROTESTA. Los manifestantes desplegaron una enorme ikurriña./
PROTESTA. Los manifestantes desplegaron una enorme ikurriña.

Varios cientos de personas se manifestaron ayer por las calles del centro de Bilbao en protesta por la izada de la bandera española en la fachada del Ayuntamiento de Bilbao. Simpatizantes de la izquierda abertzale recorrieron el trayecto entre la plaza Arriaga y el Consistorio bilbaíno precedidos por una enorme ikurriña. El grupo, entre los que se encontraba la representante de ANV Arantza Urkaregi, profirió gritos en contra de la enseña española y del alcalde Iñaki Azkuna.

«PNV español» y «Española no, ikurriña sí», fueron algunas de las proclamas que se sucedieron durante todo el recorrido. La marcha concluyó frente al Ayuntamiento, donde el colectivo permaneció concentrado varios minutos. Algunos de los presentes intentaron pegar varias ikurriñas de papel en la fachada consistorial, aunque fueron conminados por los policías locales que custodian el edificio a abandonar el lugar.

No es el único acto de protesta previsto para censurar la decisión tomada por el alcalde de la capital vizcaína. Diversos colectivos sociales han convocado una concentración similar para mañana a las 19.30 horas. Además, el movimiento antifascista ha llamado a la movilización el próximo sábado día 12 para lograr retirar «los símbolos fascistas y los de sus herederos».

San Sebastián

Por otra parte, el portavoz parlamentario del PSE-EE y secretario general de los socialistas vizcaínos, José Antonio Pastor, anunció ayer que el Ayuntamiento de San Sebastián, gobernado por su compañero Odón Elorza, colocará «pronto» la bandera de España. La administración donostiarra seguirá, de este modo, el criterio del resto de municipios regidos en la actualidad por un alcalde socialista -como Vitoria, Portugalete o Barakaldo-. El propio Pastor se refirió a ello al advertir que la Corporación de la ciudad guipuzcoana va a exhibir públicamente la bandera «como lo hacen los demás» consistorios regidos por su partido.

La medida llegará después de que una sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco haya forzado al máximo edil bilbaíno, Iñaki Azkuna, a instalar la enseña. Quedó colocada el viernes sólo cuatro días antes de que expirara el plazo otorgado por los jueces para cumplir la resolución. «Esto no es ninguna imposición», matizó el dirigente del PSE en declaraciones a Radio Euskadi. «Es una ley, como muchas otras, y en un Estado de Derecho las leyes se respetan, porque de la misma forma podemos decir que se nos impide no matar al vecino o no cruzar los semáforos en rojo», argumentó José Antonio Pastor para ilustrar su tesis.

El líder de los socialistas vizcaínos se mostró, en este sentido, partidario de respetar en todo momento la legislación vigente. Cree que «hay que cumplir las leyes» por encima de otras consideraciones. «Otra cosa es que a uno le gusten y las quiera cambiar pero, de momento, se cumplen y lo demás es hacer juego sucio», ahondó sin citar expresamente a nadie.