El PNV de Bilbao apoya el relleno del canal de Deusto al margen «de lo que vaya encima»

Deja una puerta abierta al «consenso» con los vecinos sobre los usos del suelo ganado al agua

SOLANGE VÁZQUEZ S.VAZQUEZ@DIARIO-ELCORREO.COM
ARGUMENTACIÓN. El partido nacionalista asegura que el plan se conoce desde 1991. / E. C./
ARGUMENTACIÓN. El partido nacionalista asegura que el plan se conoce desde 1991. / E. C.

Después de casi dos meses de polémica por el rechazo vecinal contra el relleno de 25.093 metros cuadrados del canal de Deusto para construir viviendas y equipamientos, el PNV de Bilbao salió ayer a la palestra al término de su primera reunión con la plataforma ciudadana que lidera la oposición al proyecto para manifestar su rotundo apoyo a esta actuación, que el Puerto prevé iniciar a partir de julio. El teniente de alcalde Ibon Areso -que compareció acompañado del director del gabinete de Alcaldía, Andoni Aldekoa, y la nueva responsable de Participación Ciudadana y Centros de Distrito, Itziar Urtasun- justificó la postura de su partido porque es «la mejor solución urbanística para alinear los márgenes de la ría», que en algunos tramos -'salvó' a la zona de la Punta de Elorrieta- son «taludes con fango, impropios de una ciudad europea moderna». De este modo, Areso defendió a capa y espada la futura intervención de la Autoridad Portuaria «independientemente de lo que luego vaya a haber encima».

Precisamente, fue en este punto donde el teniente de alcalde abandonó su discurso inamovible, ya que se mostró dispuesto a negociar con los vecinos los usos del suelo ganado a la lámina de agua tras el relleno. De este modo, aseguró que su formación estaba «abierta a llegar a todos los consensos posibles». Eso sí, dio a entender que la construcción de viviendas no es negociable, ya que un 50% de los pisos serán de precio tasado, «una demanda que tenemos que satisfacer». Sin embargo, dejó una puerta abierta a algunas modificaciones -se prevén 21 bloques desde Sarriko a la Punta de Elorrieta, casi todos son de doce alturas, salvo una torre de 23-, porque el plan de Zaha Hadid para Zorrozaurre y para la parte derecha del canal de Deusto «no nos vinculan en su detalle».

Encuentro «tenso»

Y la promesa de consenso con los vecinos se quedó ahí. Porque, además de rechazar de plano la paralización de los rellenos -principal reivindicación del colectivo-, también echó por tierra la propuesta vecinal de desgajar San Ignacio del plan de Zorrozaurre -«no es razonable un plan especial para la isla y otro para la zona del canal», señaló- y tampoco admitió la denuncia ciudadana de «falta de transparencia en todo el proceso». «El plan fue sometido a información pública, estuvo expuesto, hubo alegaciones y se puede ver en la web municipal», añadió el teniente de alcalde.

Por su parte, los vecinos calificaron el encuentro que mantuvieron ayer con Areso, Aldekoa y Urtasun de «tenso». «De toda nuestra exposición, lo único que han admitido, y a duras penas, es que quizá sin querer no informaron debidamente a la población sobre el proyecto -ironizó un portavoz de la asociación-. Hemos visto que van a muerte con el relleno, que ellos llaman alineación, palabra que se queda muy corta si tenemos en cuenta que el canal va a perder la mitad de su anchura las alineaciones son cosa de dos o tres metros, no lo que nos venden».

Además, según los vecinos, no está claro que, con esas dimensiones, el canal pueda servir para su función de desagüe natural de la ría, y así se lo trasladaron a Areso, quien, añadieron, manifestó que «no habría problemas». Ante este panorama -«sólo nos han dicho que podríamos discutir aspectos como la altura de los edificios y nimiedades así»-, la plataforma ha anunciado que sigue firme en su propósito de acudir a los tribunales.