Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Política

CAUSA CONTRA EL LEHENDAKARI
Las múltiples recusaciones de magistrados aproximarán el juicio de Ibarretxe a la consulta
La cercanía entre vista oral y referéndum complica un posible desmarque del PNV del plan del lehendakari

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Las múltiples recusaciones de magistrados aproximarán el juicio de Ibarretxe a la consulta
PRECEDENTE. Ibarretxe abandona la sede del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco en una cita anterior. / FERNANDO GOMEZ
La causa penal que sigue el Tribunal Superior vasco contra el lehendakari por sus reuniones con Batasuna durante la tregua se ha convertido en una historia interminable. La sucesión de recursos y recusaciones presentadas por la defensa de Juan José Ibarretxe y por el Foro Ermua está provocando una demora importante en la celebración del juicio, cuya fecha no se conocerá hasta que quede clarificada la identidad de los tres magistrados que dirigirán finalmente la vista oral.

Aunque en el palacio de justicia bilbaíno se mantiene la esperanza de que los acusados sean sometidos a juicio antes del verano, entre las partes personadas en el caso ha comenzado a extenderse la idea de que la imagen del lehendakari en el banquillo, junto al líder del PSE -Patxi López- y su secretario de organización -Rodolfo Ares- y cinco miembros de Batasuna, no se materializará hasta después del periodo estival, muy cerca del 25 de octubre, la fecha que ha reservado Juan José Ibarretxe para su consulta popular.

Desde ciertos sectores de la judicatura vasca y del propio PNV consideran que ésta no es una cuestión baladí y subrayan cómo la celebración del juicio obligará a la dirección jeltzale a cerrar filas con Ibarretxe y por tanto dificultará que se desmarque de forma nítida del plan soberanista del lehendakari en los meses venideros, en contra de lo que muchos analistas esperan tras la debacle electoral del 9 de marzo. La proximidad de la vista oral se habría convertido así en uno de los principales argumentos de Ibarretxe para reivindicar el apoyo del partido.

El complejo procedimiento judicial ha ocasionado ya en dos ocasiones que se modifiquen las previsiones sobre la fecha del juicio. Los primeros cálculos apuntaban a que podía haberse celebrado antes de las pasadas Navidades y, con posterioridad, se pensó que quizás pudiera coincidir con la campaña de las generales.

Ninguna de las dos predicciones se cumplieron ante los continuos recursos que han presentado, fundamentalmente, los letrados del jefe del Ejecutivo vasco y, también, las defensas de Patxi López y Rodolfo Ares, los abogados de Batasuna y las acusaciones que ejercen Foro Ermua, y Dignidad y Justicia. La acumulación de trabajo en las Salas y los largos periodos previstos por ley para el análisis de cada cuestión han jugado, asimismo, su papel.

El último episodio que aumentará la espera se registró ayer mismo con la presentación de una recusación contra el magistrado Manuel Díaz de Rábago, uno de los integrantes de la denominada 'Sala del 77'. Este órgano tiene que analizar, a su vez, si aparta del caso a los tres jueces que, en principio, deberían dictar sentencia: Fernando Ruiz Piñeiro, Antonio García y Nekane Bolado.

El abogado del Foro Ermua, Fernando García-Capelo, acusa al presidente de la Sala de lo Social del TSJPV de «haber perdido la imparcialidad» y de tener cierto «interés» en que el tribunal «quede conformado de forma determinada», en favor de los intereses del lehendakari. El colectivo sustenta la impugnación en declaraciones que Díaz de Rábago ha efectuado contra la Ley de Partidos y a favor del archivo del 'caso Ibarretxe'.

En una línea similar se pronunció la semana pasada el Gobierno vasco al reclamar que el magistrado Juan Luis Ibarra quedara también apartado de la 'Sala del 77' al considerar que tiene un «interés indirecto» en la causa, que podría perjudicar al jefe del Ejecutivo autónomo. Los letrados del lehendakari advierten de que Ibarra figura como miembro del consejo editorial de la revista que publica el Foro Ermua, que no se ha reunido nunca desde su constitución hace una década.

Fuentes judiciales reconocen que las solicitudes para apartar a Ibarra y Díaz de Rábago constituyen un hecho «sin precedentes», que añadirán al menos un mes más de retraso a la celebración del juicio. Los componentes de la 'Sala del 77' tenían inicialmente previsto decidir en la reunión del próximo jueves si Ruiz Piñeiro, García y Bolado cumplen todos los requisitos para dirigir el juicio o si, por contra, hay que sustituirles a los tres o a alguno de ellos.

Proceso paralizado

Las dos nuevas recusaciones, sumadas a la petición de Antón Subinas de ser apartado de esta Sala Especial, obligan a detener el procedimiento y centrarse en los casos de Ibarra y Díaz de Rábago. El resto de los miembros del '77' -Javier Murgoitio, José Antonio González Sáiz y Juan Carlos Benito Butrón- deberán ver primero si aceptan las dos impugnaciones.

Aunque podrían inadmitir 'ad limine' las recusaciones, las fuentes consultadas se inclinan porque ambas sean tramitadas, se nombre instructor de este incidente y se conceda dos semanas a los aludidos para que acepten o rechacen ser apartados. La Fiscalía también elaborará un informe. Vistos los argumentos deberán transcurrir «al menos» otras dos semanas para conocer la decisión final y retomar de nuevo el debate sobre Ruiz Piñeiro, García y Bolado. El calendario entraría ya en el mes de mayo.

Las fuentes consultadas creen que, llegados a ese punto, no descartan nuevas recusaciones contra los magistrados que vayan a sustituir a los ya recusados, lo que volvería a paralizar la causa varias semanas. En este sentido, recuerdan que tanto Juan Luis Ibarra como Manuel Díaz de Rábago figuran en la lista de posibles sustitutos de Ruiz Piñeiro, García y Bolado como juzgadores del caso. Además la terna de jueces que finalmente quede encargada de la vista oral tendrá que tomarse un tiempo para ponerse al día con la causa -serán magistrados procedentes de lo Social y lo Contencioso-Administrativo si al final son rechazados los tres designados originalmente- y analizar la solicitud de pruebas que han efectuado las partes. Ibarretxe ha reclamado que durante el juicio declaren el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero y el ex jefe del Ejecutivo, José María Aznar, entre otros; mientras que el Foro Ermua ha solicitado las actas de las reuniones entre el Gobierno y ETA que custodia una institución de Suiza especializada en conflictos. «Va para largo», resume un magistrado.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS