Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Local

Estás en: El Correo Digital > Local
urbanismo
El nuevo Ayuntamiento de Bilbao muestra su primera cara

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
El nuevo Ayuntamiento de Bilbao muestra su primera cara
DERRIBO. Las máquinas echarán abajo el parking para excavar los cimientos del futuro Consistorio, que estará anexo al actual. / M. B.
El plan para construir el nuevo Ayuntamiento de Bilbao avanza. El equipo de gobierno ya ha plasmado sobre el papel las que serán las bases arquitectónicas de la futura sede municipal. Estas líneas maestras se encuentran en exposición pública y forman parte de la documentación que pueden consultar aquellas empresas interesadas en tomar parte en la primera fase de las obras, cuyo licitación acaba de salir a concurso público por un importe de 6,7 millones de euros.

Estos primeros trabajos, que se centrarán en la excavación del solar y la cimentación, suponen el pistoletazo de salida oficial al proyecto. «Arrancarán en julio y las máquinas estarán a pleno rendimiento en septiembre», calculó ayer un portavoz autorizado del equipo de Azkuna.

La nueva casa consistorial se edificará en una parcela de terreno situada en la parte trasera de la actual sede, en la zona conocida como Estrada de San Agustín. Un espacio que ahora presta servicio como aparcamiento en superficie para el parque móvil oficial. El futuro edificio tendrá la forma de una 'U', según consta en la documentación que ha consultado EL CORREO. Su originalidad radica en que parte de una de las alas será de mucha mayor altura que sus dos hermanas. Para el espacio central que queda libre se ha proyectado una gran escalinata que, al mismo tiempo, servirá como espacio público para los ciudadanos, ya que en los alrededores no hay un sitio que pueda ser aprovechado para esta función.

El nuevo inmueble dispondrá de alrededor de 10.000 metros cuadrados útiles, que, a priori, serán suficientes para concentrar, en una única sede, las áreas de Urbanismo, Obras y Servicios, Circulación y Transportes e Intervención Estratégica y Aparcamientos. El actual Ayuntamiento se reservará para su utilización en actos protocolarios e institucionales.

«El proyecto definitivo aún no está definido al cien por cien, ya que el plazo para que los arquitectos interesados presenten sus propuestas sigue abierto hasta el próximo 7 de abril», aseguraron las mismas fuentes municipales. «En cualquier caso, las diversas soluciones esbozadas deberán seguir estas bases», precisó el portavoz.

El número de plantas del bloque aún no está decidido. En un primer momento se había pensado en que uno de los extremos de la 'U' alcanzara las diez alturas, aunque el inmueble que finalmente se construirá «será más bajo con toda seguridad». El impacto visual y su encaje en el entorno han sido dos factores que el Ayuntamiento ha tenido muy en cuenta a la hora de comunicar sus necesidades a los arquitectos que aspiran ahora a estampar su firma en el proyecto. Se pretende que el nuevo edificio no eclipse al actual. El deseo municipal es que quede escondido, agazapado a su espalda, para que no sea visible, por ejemplo, desde el otro lado de la ría.

La construcción de una nueva sede administrativa para el Consistorio es una apuesta del alcalde, Iñaki Azkuna. Desde el año 2001, el primer edil persigue reunir en un único edificio emblemático la mayoría de los servicios locales. No sólo beneficiará a los vecinos, que tendrán una mayor accesibilidad a la función pública, sino que también permitirá una mejor organización interna y una comunicación más ágil entre los diferentes departamentos.

30 millones de euros

El inmueble que a partir de julio comenzará a tomar forma ha sido la primera y también la última opción barajada, aunque no la única. En 2003, el equipo de gobierno se planteó comprar parte de la torre Abandoibarra, tras la renuncia de la Diputación -cuando todavía Iberdrola no se había interesado por ella-. Esta opción, sin embargo, se descartó finalmente un año después, ya que un informe alertaba del alto coste de la operación, unos 54 millones de euros.

A falta del proyecto definitivo, la solución adoptada en la trasera del Ayuntamiento actual costará aproximadamente la mitad. Gran parte de la construcción se sufragará con los 36 millones de plusvalías que el Consistorio obtuvo con la venta de su participación en Bilbogas. Los trabajos podrían durar unos tres años.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Te ofrecemos todos los eventos de cada día: teatro, conciertos, exposiciones...
Vocento
SarenetRSS