El barco mercante encallado en la costa de Hondarribia carece de estabilidad para ser reflotado

Todos sus tripulantes han sido ya evacuados excepto el capitán, que se niega a abandonar el buque al que se le está retirando el combustible

AGENCIAS |SAN SEBASTIÁN
Maniobras del rescate./Mikel Fraile/
Maniobras del rescate./Mikel Fraile

El buque 'Maro' encallado desde anoche junto a la costa entre el puerto de Pasaia y Hondarribia no tiene estabilidad para poder ser reflotado, por lo que se han iniciado las tareas de retirada del combustible para evitar cualquier foco de contaminación marítima, según ha afirmado la Subdelegación del Gobierno en Guipúzcoa en un comunicado.

La Subdelegación ha indicado que el 'Maro' no podrá ser reflotado por medio de los remolcadores desplazados, ya que de ser así "podría hundirse". Por ello, ha señalado que en estos momentos se están iniciando las tareas de retirada del combustible y de los aceites de a bordo, "con el fin de evitar cualquier foco de contaminación marítima".

Además, ha explicado que el buque tiene inundada la cámara de máquinas, y cuenta con "una cantidad importante de agua en las bodegas". Respecto a sus siete tripulantes, ha informado de que todos han sido evacuados, a excepción del capitán del barco, que "se niega" a cumplir las órdenes de abandono del buque dadas por el armador y por la Capitanía Marítima.

Encallado desde anoche

El buque mercante de bandera de La Antigua y Barbuda encalló anoche a dos millas del Cabo Híger, frente al monte Jaizkibel, entre el puerto de Pasajes y Hondarribia sin que ninguno de sus siete tripulantes haya resultado herido, según han informado fuentes portuarias, de la Ertzaintza y de Cruz Roja. Seis de los siete marineros han sido evacuados a petición propia por el helicóptero Helimer Cantábrico de Salvamento Marítimo, que los ha trasladado al aeropuerto de Hondarribia. Todos se encuentran en buen estado de salud.

Estas fuentes precisaron que el barco 'Maro', de 96 metros de eslora, se dirigía desde Bayona (Francia) al puerto de Pasajes para cargar productos siderúrgicos cuando, sobre las 23.05 horas, embarrancó en una zona rocosa por un fallo en las máquinas en un tramo comprendido entre la localidad de Hondarribia y Punta Turulla, todavía fuera de la zona de influencia portuaria. Nada más conocerse el incidente dos remolcadores de veinte metros de eslora se desplazaron al lugar para auxiliar al buque varado.

Fotos

Vídeos