David se enfrenta a Goliat

M. E.

Muchos historadores consideran la 'batalla de Matxitxako' como la mayor contienda naval de la Guerra Civil. Ha sido objeto de tratados de historia y de novelas, y su memoria se perpetúa de diferentres maneras. Hay incluso una asociación, Matxitxako Elkartea, de la que forman parte 120 socios, dedicada a estudiar los detalles de la batalla y recordar a sus víctimas.

Aquel episodio reúne todos los simbolismos. Y uno de los más sugerentes es el que enfrenta al barco que disparó y al barco que se inmoló. Porque el 'Canarias', el buque de las fuerzas franquistas que hundió al 'Nabarra', viene a ser un resumen de la historia oficial del siglo XX español. Su construcción fue ordenada durante el gobierno del general Miguel de Primo de Rivera pero su botadura tuvo lugar en mayo de 1931, con el republicano Casares Quiroga como ministro de Marina. En la guerra estuvo desde el principio del lado franquista y su potente artillería bombardeó ciudades como Barcelona o Málaga. Bloqueó el Cantábrico en un tiempo que terminaría con la batalla de Matxitxako. Luego participó en la Guerra de Ifni, en 1969 evacuó a los españoles de Guinea Ecuatorial y el 17 de diciembre de 1975, un mes después de la muerte de Franco, fue dado de baja por la Marina. Fue el buque insignia de la Marina Española.

El 'Nabarra' fue también un símbolo, pero en el otro lado. Era un simple bacaladero que en los años de la guerra fue reconvertido por el Gobierno vasco para usos bélicos. Apenas alcanzaba los once nudos de velocidad y se había armado con dos cañones de 101,6 milímetros. Las tripulaciones del 'Nabarra', el 'Guipuzkoa', el 'Bizkaya' y el 'Donostia' apenas sumaban 180 hombres en total.

Cuando se produjo el enfrentamiento bélico, la superioridad del Canarias sobre los bous vascos fue abrumadora. El 'Nabarra' fue el que se llevó la peor parte: hundido, su leyenda se acrecentó con el paso de los años ante la imposibilidad de encontrar sus restos pese a las múltiples tentativas realizadas.

Fotos

Vídeos