El Bilbao BBK Live saca pecho en Madrid

La tercera edición festivalera ofrecerá varias visiones pop: bailable, actual...

ÓSCAR CUBILLO
El Bilbao BBK Live saca pecho en Madrid

El programa se hace más atractivo según se van conociendo a los protagonistas que restan para completar un cartel que aspira a convertirse en el referente musical de este verano en España. La tercera edición del Bilbao BBK Live Festival se decantará definitivamente por un pop global y variopinto degustable por amplias franjas de público, sea éste experto conocedor u ocasional consumidor.

Asentado el criterio tras su primer e indefinido cartel de 2006 (donde cupieron desde Calamaro a Pretenders y Guns N' Roses) y limada de gigantes tótems metálicos su apuesta de 2007 (cuando operaron ídolos del heavy del calibre de Iron Maiden o Metallica), entre el 4 y el 6 de julio, el Bilbao Live desplegará sobre las campas del monte Cobetas una panoplia eminentemente pop, que persigue equipararse a las ofertas transversalmente chic de multitudinarias concentraciones como las del Summercase, que relumbrará entre Madrid y Barcelona, o del FIB, que reina en Benicàssim.

Revelada con antelación la participación de los yanquis de REM y Lenny Kravitz, nombres que asumían la tricefalia estelar junto a los británicos primeramente publicitados The Police, la empresa organizadora y el Ayuntamiento bilbaíno, con su alcalde a la cabeza, desvelaron ayer en rueda de prensa celebrada en Madrid de las planchas correspondientes a los dos primeros días. Más de medio centenar de medios de comunicación atendieron la convocatoria, lo que revela el interés del certamen. Sus promotores detallaron que falta por concretar el programa del 6 de julio, algo que se conocerá en el plazo de dos semanas.

Entre los confirmados oficialmente ayer descollan tecnócratas de la talla de The Prodigy o Morcheeba, roqueros pesarosos como Chris Cornell, bailongos danzones impenitentes tipo The Charlatans o sensaciones del instante fugaz en el circuito inglés como los exultantes The Wombats. Además, aún queda por dar conocer el «grupo potente» del tercer día, se supone que de atractivo superior al propio Kravitz.

Con semejante programa se ha logrado «subir un escalón», asevera Alfonso Santiago, portavoz de la promotora Last Tour International, empresa que también dirige los festivales Kobetasonik (dedicado al heavy y programado dos semanas antes en el mismo recinto de Cobetas), Azkena Rock (Vitoria, dotado de mayor presupuesto institucional, con lo que salva la sensación de transición), Cuva (Santander, apócope de Cultura de Vanguardia) o el Electric Weekend (Getafe, con Metallica y Rage Against The Machine).

«La pata que faltaba»

El alcalde, Iñaki Azkuna, señaló que el Bilbao BBK Live es «la pata que faltaba a la ciudad», un evento que contrapesa la «oferta impresionante de música clásica» y una oportunidad para «atraer turismo joven». La organización busca superar los 25.000 espectadores de pago en cada tarde. De momento, se han vendido 6.000 abonos de tres días, al precio de 165 E. La entrada diaria suelta cuesta 72 E (más gastos de distribución) y con The Police para la jornada inaugural ya se han colocado unas 17.000. Con esa cifra han superado la mitad de un aforo que este año rondará las 30.000 plazas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos