La depuradora de Galindo reciclará el agua residual para limpiar calles y regar jardines

La planta de Sestao, clave en el saneamiento del Gran Bilbao, incorporará en 2009 un sistema para completar el tratamiento de los caudales fecales

JOSÉ DOMÍNGUEZ

Hace siete años, la depuración de las aguas residuales del 80% de los vizcaínos marcó un hito histórico. La estación de Galindo, en Sestao, inició su tratamiento biológico y, desde entonces, devuelve a diario al estuario de la ría más de 345.000 metros cúbicos del líquido elemento ya saneado. Casi puro. La regeneración del cauce del Nervión es la mejor prueba de los resultados de aquel avance, pero faltaba el reto de reutilizar ese caudal.

La sequía entre 2006 y 2007 reforzó esa necesidad. Varios ayuntamientos solicitaron llenar con agua depurada sus camiones para garantizar la limpieza viaria, pero los estudios demostraron que este líquido, a pesar de estar regenerado en un 95%, todavía podría provocar algún riesgo entre la población si se sometía a la presión de las mangueras. El Consorcio de Aguas Bilbao-Bizkaia solventará estos problemas el próximo año con la incorporación en Galindo de una planta para el tratamiento terciario. La producción será apta, si así se estima conveniente, para baldear todas las calles y regar todos los jardines del territorio histórico.

Txema Villanueva, subdirector de explotación de saneamiento del ente mancomunado, reconoce que en un principio el proyecto se pensó exclusivamente para satisfacer las necesidades internas de la planta. De hecho, este uso del agua clarificada supondrá un ahorro a la red general similar al consumo de un municipio de 27.000 habitantes como Durango. «El complejo sólo usará agua potable para los vestuarios, los servicios, algunos reactivos y el laboratorio», subraya.

Un producto con mercado

La posibilidad de comercializar esta producción, sin embargo, ha aconsejado al Consorcio ser más ambicioso. Su capacidad inicial de tratamiento será de 110 litros por segundo, nueve millones y medio al día. Como el consumo interno absorberá sólo el 60%, el resto se venderá al exterior. Por si esta demanda aumentase, la instalación consistirá en un sistema «modulable» que permitiría producir hasta 500 litros por segundo.

Entre sus potenciales clientes figuran los municipios del entorno, sin problemas para trasladar sus camiones de limpieza a la estación de Galindo. Más complicado ve Villanueva sumar a localidades de otras comarcas por los grandes desplazamientos a realizar. «Aunque vendamos el agua barata, o incluso la regalemos, sus costes de transporte se dispararían».

Este responsable remarca que, aunque la planta optimizará la depuración de las aguas residuales -incluso con rayos ultravioletas para eliminar impurezas-, no se alcanzará la potabilidad. «El consumo humano exige condiciones que aún no podemos garantizar», reconoce.

La nueva instalación se habilitará en un solar de 2.500 metros cuadrados. Toda su producción se trasladará a un depósito ubicado en la otra punta del complejo, en la esquina más cercana a Barakaldo, de 400 metros cúbicos de capacidad.

Trámites administrativos

El Consorcio de Aguas ya tiene el proyecto e incluso las ofertas de las empresas interesadas en edificar la moderna instalación. El precio de salida ronda los 2,5 millones de euros y el plazo de ejecución los 12 meses. El inicio de los trabajos, sin embargo, está pendiente de los trámites de las instituciones públicas.

El Consistorio de Sestao ha informado favorablemente a la entrega de las licencias municipales tras superar sin alegaciones el plazo de exposición pública. Sin embargo, al ser ésta una actividad que podría considerarse molesta o insalubre, está siendo examinada por Sanidad del Gobierno vasco, que debe catalogarla y decidir si el proyecto precisa de medidas correctoras. «Cuando el Ejecutivo autónomo remita el documento de nuevo al Ayuntamiento, obtendremos todos los permisos para iniciar las obras», destaca. Es entonces cuando el Consorcio de Aguas procederá a la adjudicación del proyecto, «que empezará a ejecutarse seguro antes de que acabe el año».

Fotos

Vídeos