'Susper' declara ante el juez que disparó repetidas veces contra un gendarme "por miedo"

Los hechos ocurrieron en 2001, cuando dos agentes procedieron a un control de identidad de dos hombres que les parecieron sospechosos en las cercanías de la localidad de Lucq de Bearn

EFE |PARÍS
El etarra Juan Ibón Fernández Iradi, 'Susper', /Archivo/
El etarra Juan Ibón Fernández Iradi, 'Susper', /Archivo

El Tribunal Especial de lo Criminal de París abrió hoy el juicio contra el etarra Juan Ibón Fernández Iradi, 'Susper', ex jefe militar de la banda, para determinar si es culpable del intento de asesinato de un gendarme en noviembre de 2001. Se trató en ese momento de la acción más grave de ETA en suelo francés, ya que el gendarme Gérard Larroudé estuvo varios días al borde de la muerte, tras haber recibido ocho impactos de bala y todavía hoy arrastra alguna secuela física.

En sus escasas declaraciones ante el Tribunal 'Susper' ha dicho hoy que disparó "por miedo" ante lo que consideró actitud amenazante del gendarme, mientras que el jefe de la Subdirección Antiterrorista francesa (SDAT), Frédéric Veaux, le acusó directamente de haber tenido "voluntad homicida" por sus tiros "a quemarropa".

Los hechos ocurrieron el 28 de noviembre de 2001, cuando dos gendarmes procedieron a un control de identidad de dos hombres que les parecieron sospechosos junto a una pista de tierra en las cercanías de la localidad de Lucq de Bearn (sur). En un momento en el que uno de los agentes se retiró a su vehículo y el otro registraba un coche de los sospechosos 'Susper' sacó una pistola y disparó contra Larroudé, que se ha constituido como parte civil y hoy asistió a la primera sesión del juicio.

Junto a 'Susper' es procesado Antonio Agustín Figal Arranz, que es considerado cómplice en el intento de asesinato del agente francés. Ambos son juzgados por robo de vehículo, posesión ilegal de armas y de documentos administrativos y amenazas.

Testimonio de Veaux

Interrogados hoy por el juez Yves Jacob, los dos se acogieron al derecho a no responder y Fernández Iradi sólo quiso intervenir para responder al testimonio de Veaux. El responsable antiterrorista dijo que la investigación ha permitido reconstruir los hechos y apuntar directamente a los acusados, gracias al testimonio de testigos, las huellas digitales y los carnés con nombres falsos pero con su verdadera fotografía de los que se incautaron los gendarmes antes de la agresión.

Por su parte, el responsable del grupo vasco de la subdirección antiterrorista de la policía judicial francesa (SDAT), Jean Pargade, ha asegurado hoy que "todas las estructuras de los dirigentes" de la organización terrorista ETA se encuentran en Francia y que, de hecho, "todos los responsables de los aparatos" de la banda han sido detenidos en suelo francés. Pargade, que compareció esta tarde en calidad de testigo, relató ante el tribunal presidido por el magistrado Yves Jacob las razones históricas que llevaron a ETA a buscar refugio en suelo francés, cómo se manifiesta su presencia en Francia y cuál es la organización interna de la banda.

En este contexto, vinculó a los dos acusados de pertenecer al aparato de reclutamiento e información de la organización terrorista. Su explicación llevó al fiscal Christophe Teissier a preguntarle si todo el aparato de ETA residía en Francia, momento en el que Pargade aseguró que "efectivamente", así es.

La Policía "miente"

'Susper' respondió que la Policía "miente" y alegó que ante la tensión y rapidez con que se desarrolló el control no tuvo tiempo de reflexionar y sacó su arma. El juez Jacob dijo que la sesión de mañana permitirá a los acusados dar su versión de los hechos, ya que no tuvo éxito en el resto del interrogatorio cuando intentó que los procesados admitieran su pertenencia a ETA, porque ambos dieron la callada por respuesta.

Incluso leyó un mensaje de ETA publicado en 'Gara' el 13 de diciembre de 2001 en el que califica este hecho de "enfrentamiento" y añade que habían participado "soldados" de la banda. Detenido el 19 de diciembre de 2002, "Susper" consiguió fugarse dos días más tarde de la comisaría de Bayona a través de un conducto de ventilación y fue definitivamente arrestado casi un año después. Por su parte, Figal Arranz, 'Biskor', fue detenido el 5 de noviembre de 2002 y en 2005 fue condenado a cinco años de cárcel por su pertenencia a la estructura de reclutamiento de ETA.

En cuanto a Fernández Iradi, el auto leído hoy por el juez le atribuye el cargo de jefe del aparato militar de ETA en el momento de su detención en 2003 y que ocupaba desde que unos meses antes fueran arrestados Juan Antonio Olarra Guridi y Ainhoa Múgica. El juicio proseguirá en los próximos días con el testimonio de diferentes testigos y las conclusiones de varios peritos, antes de dar la palabra a los abogados de las partes civiles, la fiscalía y la defensa.