Rajoy promete no negociar con ETA por razones de "eficacia"

El líder del PP volvió a hacer al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "responsable" de la situación en relación con el terrorismo

EUROPA PRESS |CEUTA
El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy , conversa con una ciudadano, durante la visita que realizó hoy a Algeciras. /Efe/
El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy , conversa con una ciudadano, durante la visita que realizó hoy a Algeciras. /Efe

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, ha reiterado hoy que no negociará con ETA pero ha asegurado que las razones no son ni morales ni de índole legal, sino de "eficacia". Así, dijo que aplicará la ley como hizo el PP entre 2000 y 2004. Durante un discurso pronunciado en una comida-mitin en Ceuta, el candidato volvió a hacer al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "responsable" de la situación en relación con el terrorismo y le acusó de promover ahora la ilegalización de ANV y el PCTV "por oportunismo político".

"Se lo hemos pedido durante tres años, pero lo hace ahora por oportunismo", criticó Rajoy, que dijo seguir creyendo en que "una nación de 44 millones de personas puede vencer a cuatro terroristas por malos y sanguinarios que sean". "Yo no negociaré nunca con los terroristas, pero no por razones de moralidad o legalidad, sino de eficacia: el único camino es aplicar la ley como hizo el PP entre 2000 y 2004", apuntó.

En el plano económico Rajoy, a quien Vivas y Gordillo describieron como "el mejor candidato posible", lamentó que el Gobierno socialista se haya dedicado "a mucha alianza de civilizaciones y poco control de los precios y el paro" y recordó que detrás del aumento del desempleo "hay seres humanos con cara y ojos que tienen que mantener a una familia y pagar una casa, aunque Zapatero parezca poco preocupado por eso porque no tiene hipoteca".

En esa misma línea y tras anunciar que los socialistas dejarán "la misma herencia económica lamentable que nos dejaron en 1996" definió su modelo de gestión en caso de llegar a La Moncloa como "previsible"."Yo no voy a engañar a los españoles", advirtió: "El mío será un gobierno serio y previsible, que se podrá equivocar como todos, pero que dejará claro que España es una nación y no un concepto discutible; que no va a negociar con los terroristas y que se va a dedicar a los problemas reales, no a hablar de Franco, de la República y de una memoria histórica extrávica".