Ibarretxe mantuvo el viernes una «tensa» reunión con EHAK

Erauskin lamenta no haber recibido ninguna respuesta «positiva» del presidente vasco

O. B.
DISCURSO. Nekane Erauskin, el viernes en el Parlamento. / TELEPRESS/
DISCURSO. Nekane Erauskin, el viernes en el Parlamento. / TELEPRESS

El lehendakari Ibarretxe recibió el pasado viernes en dependencias del Parlamento vasco a la portavoz de EHAK, Nekane Erauskin, que acudió a la reunión acompañada por sus compañeros de grupo Julián Martínez e Itziar Bastarrika. La cita se produjo poco después de que los representantes de la izquierda abertzale en la Cámara vasca denunciaran en rueda de prensa el «gravísimo silencio» del jefe del Ejecutivo de Vitoria ante sus emplazamientos para analizar conjuntamente las consecuencias del proceso de ilegalización iniciado contra su partido y ANV.

Según ha podido saber este periódico, la petición formal de reunión por parte de EHAK a Lehendakaritza se había producido sólo dos días antes de que los parlamentarios radicales salieran a la palestra para denunciar que ya «no esperaban nada» de Ibarretxe, «no sólo que no haga nada sino que tampoco diga nada». Las circunstancias precipitaron la reunión en la sala que el Gobierno vasco tiene a su disposición en la Cámara. La cita resultó breve -de no más de media hora-, «tensa» y no sirvió para acercar posturas, como tampoco lo hizo el encuentro que mantuvieron el jueves los representantes de EHAK con la presidenta del Parlamento, Izaskun Bilbao. De hecho, los diputados de la izquierda abertzale pretendían que la máxima autoridad de la Cámara leyera en el Pleno una declaración institucional en contra de las ilegalizaciones, algo que finalmente no se produjo.

Según fuentes de EHAK citadas por Efe, el intercambio de pareceres con Ibarretxe sirvió efectivamente para constatar «la tensión que existe entre la izquierda abertzale y el PNV». La propia Erauskin explicó, en declaraciones a Herri Irratia, cuál fue su postura en la reunión. Según dijo, pidieron al lehendakari que hiciera «algo más» que posicionarse en contra de la Ley de Partidos, un gesto que juzgan «insuficiente», aunque no obtuvieron «ninguna respuesta positiva» por su parte.

Portavoces oficiales de Lehendakaritza se limitaron a enmarcar la reunión en los contactos «habituales» que mantiene Ibarretxe con los distintos grupos parlamentarios y prefirieron no comentar el contenido de un encuentro que calificaron de «privado».

Una rama de olivo

Mientras tanto, los socios minoritarios del Gobierno vasco insistieron en distintos aspectos relacionados con las previsibles ilegalizaciones. El consejero de Justicia y dirigente de EA, Joseba Azkarraga, vaticinó que la aplicación de la suspensión cautelar de las actividades de EHAK y ANV creará «un clima difícilmente controlable» no sólo en el Parlamento vasco, sino en el resto de instituciones donde está presente la izquierda radical. Desde EB, su coordinador general, Javier Madrazo, les sugirió que, para evitar su proscripción, «pongan encima de la mesa una rama de olivo» y expresen su compromiso con las vías exclusivamente pacíficas y democráticas.

Por otra parte, ANV celebrará esta tarde un acto político en el pabellón bilbaíno de La Casilla -el último antes de que sus abogados pasen el martes por el despacho del juez Baltasar Garzón, que les dejará fuera de la contienda electoral- para «demostrar al Gobierno central y al PSOE que aquí no se aceptan más ilegalizaciones y que este pueblo quiere llegar a un nuevo escenario donde todas las propuestas políticas se puedan defender».