El derribo de un palacete incendiado dejará paso a 74 pisos tasados en Ortuella

JON FERNÁNDEZ

Devorado por las llamas en dos ocasiones mientras era habitado por unos 'okupas', el histórico palacete de las hermanas Royo, en Ortuella, presenta un estado deplorable. El edificio, de propiedad municipal, era uno de los lugares señalado antiguamente como futuro centro socio-cultural. Ahora, ha sido condenado a la piqueta. El Consistorio minero ha ideado junto a la Diputación un anteproyecto de derribo de la estructura exterior del inmueble del barrio de Bañales -el interior fue derruido «porque había peligro de desplome»- para dejar paso a una operación de alrededor de 74 viviendas a precio tasado. La idea acaba de ser presentada en la comisión de Urbanismo, donde se dio cuenta de un diseño de la parcela que incluye cinco bloques y varias rampas de acceso.

Lo cierto es que recuperar la casa resulta muy complicado desde el punto de vista económico. «La inversión que habría que hacer es monstruosa», admite el edil de Obras y Servicios, Iñaki Izagirre (PNV). De ahí que el Consistorio haya buscado sin éxito alguna fórmula imaginativa para recuperarlo.

La desaparición del palacete no ha sentado bien al PSE, quien cree que «han dejado morir» el edificio durante los últimos años. «El concepto de ruina está claro ahora», se lamenta el portavoz socialista, Dani Arranz. Al concejal no le gusta el boceto de los pisos en Bañales. «Sería un desastre urbanístico para la zona».