EA culpa a José Luis Bilbao de presionar al PNV en Guipúzcoa en el Impuesto de Sociedades

El presidente de EA, Unai Ziarreta, ha defendido que su partido ha actuado "con responsabilidad y coherencia"

EUROPA PRESS |BILBAO

El presidente de EA, Unai Ziarreta, ha afirmado hoy que el problema suscitado con el Impuesto de Sociedades en Guipúzcoa empezó cuando "existía un compromiso para cerrar el tipo societario en el 30%, pero el PNV guipuzcoano, debido a presiones del PNV en Vizcaya, fundamentalmente del entorno del diputado general, José Luis Bilbao, puso fin a la reunión y no hubo posibilidad de cerrar el consenso". "Luego en Guipúzcoa conseguimos un acuerdo nuevamente PNV y EA para fijar el tipo impositivo en el 30% y, de manera incomprensible, el PNV votó en contra de su proyecto de norma", ha recordado.

Ziarreta ha señalado que el PNV ha actuado "rematadamente mal en el Impuesto de Sociedades, y no sólo en Guipúzcoa, sino en el conjunto de la Comunidad Autónoma Vasca". "Un PNV fuerte pasa por encima de todo el mundo y lleva a este tipo de situaciones", ha denunciado, para recordar que Eusko Alkartasuna aboga por el diálogo "y las cosas no se pueden hacer unilateralmente, a base de fuerza". "Espero que el PNV haya sabido extraer esa conclusión de todo ese proceso", ha añadido.

En este sentido, ha defendido que su partido ha actuado "con responsabilidad y coherencia, con disposición de llegar a un consenso que no perjudique ni a los empresarios ni a la sociedad guipuzcoana ni al conjunto de la Comunidad Autónoma Vasca".

En su opinión, es "absolutamente aberrrante que se pretenda fijar por decreto del diputado el tipo impositivo, hurtando la capacidad y la voluntad a las Juntas Generales, en este caso de Guipúzcoa", por lo que su grupo votó en contra del decreto. No obstante, argumentó su rechazo a emprender la vía judicial en el compromiso alcanzado con con el PNV para "hacer las cosas de otra manera".

Para el dirigente abertzale, "el problema no radica en el PNV de Guipúzcoa. La prepotencia viene del PNV en general en los tres territorios cuando se pretende fijar en el órgano de coordinación tributaria un tipo impositivo que va en contra de la mayoría del Parlamento vasco". Tras defender que hay que armonizar el Impuesto, ha recordado que existen dos alternativas: que se haga en el órgano de coordinación tributaria o que se haga en el Parlamento vasco.

"Lo que hay detrás del Impuesto es un problema más de fondo que ya se planteó hace 20 años. Seguimos sosteniendo que el Parlamento vasco debe actuar en pro de la armonización, de la misma manera que defendemos que hay que hacer una revisión en profundidad de la Ley de territorios históricos, porque no es de recibo que existan niveles de protección diferentes según el territorio en el cual cada persona pueda vivir", concluyó.