Sierra Salvada, tesoro natural

Este paraje entre Vizcaya, Álava y Burgos alberga una de las mayores y más ricas reservas europeas de flora y fauna

OCTAVIO IGEA
PAISAJE DE LUJO. La Sierra Salvada está delimitada por el Salto del Nervión y Puerto Angulo./
PAISAJE DE LUJO. La Sierra Salvada está delimitada por el Salto del Nervión y Puerto Angulo.

Al sur de Vizcaya, señalando el límite con Álava y Burgos, se levanta majestuosa la Sierra Salvada, una cordillera tan fértil como desconocida. Para los no duchos en la materia, es la zona montañosa que cobija los encantos de Orduña; y para los amantes del monte y los espacios naturales, una ruta a recorrer en la obligada visita al nacimiento del Nervión y a la Virgen de la Antigua. Además de un paraje bello, Salvada 'esconde' una de las mayores y más ricas reservas de flora y fauna de toda Europa.

A un paseo pausado y a mirar con detenimiento invitan los autores del libro 'Gorobel mendilerroa, Sierra Salvada', del periodista especializado en cuestiones medioambientales Joseba Egiguren y del fotógrafo José Miguel Llano. Largas horas de observación les han permitido sacar algunas conclusiones. Una, que este impresionante entorno alberga «la mayor diversidad de aves de toda la península y, posiblemente, del continente». «No somos conscientes de lo que allí hay. Hasta la fecha, a diferencia de otros lugares como Gorbea o Urkiola, sobre la sierra no había ningún estudio», señala Egiguren.

Esta zona, encajada entre el Salto del Nervión y Puerto Angulo, es reconocible por su muralla rocosa, de 25 kilómetros. Aquí se dan cita 224 especies de peces, anfibios, reptiles, aves y mamíferos, y numerosas vegetales. La importancia de este enclave natural se resume en estos datos: un tercio de los animales que anidan en Salvada y una quincena de plantas están incluidos en el catálogo vasco de especies amenazadas.

«La confluencia de climas y hábitats en Sierra Salvada permite hallar ejemplares poco habituales por estos lares como el murciélago mediterráneo de herradura o el visón europeo, ambos en peligro de extinción», explican los expertos. Igual que la nutria común, «cuya presencia es el mejor certificado de calidad para un río», en este caso, del Nervión. Aunque escasa, una pareja de águilas reales confirma la riqueza del paraje, donde habita también el buitre leonado y el halcón peregrino.

Son parte de la «extensa y rica colonia de aves» que anida en la sierra. Incluso, se ha avistado también al quebrantahuesos, «el único animal que se alimenta de restos óseos y cuyas pocas colonias naturales de todo Europa subsisten en los Pirineos» y, recientemente, en la Sierra de Cazorla gracias a la reintroducción.

De especial protección

El catálogo de la fauna que hace de Salvada un lugar excepcional incluye mariposas y, entre éstas, ejemplares 'Lopinga achine' que sólo se hallan aquí y en los Picos de Europa. Este también es territorio del lobo y del búho real, «la rapaz nocturna más grande de Europa y la más escasa». Otras especies que Egiguren llama «vulnerables» y que se localizan en «poblaciones pequeñas y dispersas» son el tritón alpino y la rana ágil, controladas «con lupa» y cuyos ejemplares se cuentan con los dedos.

Con una superficie superior a los 100 kilómetros cuadrados, la Sierra Salvada forma parte del corredor ecológico del sur de Europa y está considerada 'Zona de Especial Protección para las Aves'. «La gente tiene que saber que tenemos ante nosotros una zona privilegiada, un tesoro que es mejor guardar y cuidar», reclama Joseba Egiguren.

La zona, que tiene en Orduña su punto de referencia, destaca por sus formas abruptas y su biodiversidad natural. Pero Salvada también es territorio apreciado «por su valor cultural, histórico, deportivo y mitológico». Se han localizado dos loberas, una con casi un kilómetro de pared, «signo inequívoco de que ya en el Paleolítico existían prácticas de pastoreo en la zona», indica Egiguren.

Más tarde, entre los siglos XVI y XVIII, por estos parajes discurrió una de las principales rutas comerciales que unía el norte de la Península. «Bilbao se abrió al mundo por aquí», aseguran los autores del libro. En sus cuevas habitaron personajes del universo mitológico como 'Mari' y 'Herensuge'.

«Cada característica de la zona es muy importante por sí sola, pero si las juntamos el resultado es que Sierra Salvada es un lugar increíble», concluyen los autores, quienes certifican que todas las fotos de animales que acompañan este reportaje han sido tomadas en Salvada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos