El Gobierno estudia cómo garantizar que ANV no se presente a las elecciones si es ilegalizada

Las finanzas y su vínculo con Batasuna, piezas clave para la investigación

EL CORREO

El Gobierno y la Fiscalía ultiman estos días las acciones para decidir si inician la ilegalización y suspensión de actividades de Acción Nacionalista Vasca (ANV) y de EHAK. El Ejecutivo y el Ministerio Fiscal no quieren que la decisión -cada vez cobra más fuerza que se inclinará por la proscripción- se demore más allá de este mes y, al mismo tiempo, estudian la fórmula legal que garantice que la última marca de la izquierda abertzale no pueda concurrir a las elecciones generales de marzo. Las finanzas de estos partidos y su posible interdependencia económica con Batasuna son las piezas claves de la investigación.

En un principio, el Gobierno podría pedir la ilegalización de ANV ante la sala del 61 del Tribunal Supremo. Pero este órgano especial tardó más de medio año en suspender a Batasuna. De observarse los mismos plazos, y a falta de sólo dos meses para la celebración de los comicios, no habría tiempo material de impedir la presencia de los aeneuvistas en las urnas. Por ello, los servicios jurídicos del Estado barajan pedir al Supremo que declare a este partido «sucesor» de Batasuna, en ejecución de la sentencia que puso fuera de la ley a la coalición liderada entonces por Arnaldo Otegi. Así, los plazos se acortarían sensiblemente y sería posible impedir -ya con una sentencia- la presencia de candidatos de ANV en las elecciones del próximo 9 de marzo.

Otra posibilidad, que para el Ejecutivo tiene los mismos problemas que la suspensión de actividades en la vía penal, es presentar contra este partido una demanda similar a la que se interpuso contra Batasuna y solicitar al Tribunal Supremo que dicte una medida cautelar que impida su concurso en los comicios.

De producirse, las demandas de ilegalización pondrán el acento en las «finanzas» de ANV y su «subordinación» a Batasuna. La Policía ha seguido «la pista» a los ingresos de ANV y EHAK. Así se ha sabido que esta última ha pagado un sueldo a dirigentes de la coalición ilegalizada como Marije Fullaondo, detenida en diciembre.

Críticas de ETA

Por otro lado, a través de una entrevista el sábado en 'Gara', ETA aludió a la hipotética ilegalización de ANV criticando que se «amenace» con dejar fuera de la ley a esta formación por «mostrar que existe un pueblo llamado Euskal Herria». Los terroristas califican de «extraño» que «el Estado español, que intenta diariamente forzarnos a ser españoles, quiera dejar a la izquierda abertzale fuera de su legislación».