Radicales causan disturbios en San Sebastián tras finalizar la marcha que sustituía al acto prohibido

El juez Del Olmo había ordenado a la Ertzaintza impedir el acto al entender que estaba auspiciado por las ilegalizadas Batasuna y Askatasuna

AGENCIAS |MADRID
Los disturbios continúan a esta hora en la Parte Vieja donostiarra. / Efe/
Los disturbios continúan a esta hora en la Parte Vieja donostiarra. / Efe

Efectivos de la Ertzaintza dispersaron ayer con material antidisturbios a varios grupos de radicales que han provocado incidentes en San Sebastián al término de una manifestación en favor de los presos de ETA, celebrada en sustitución del acto de Anoeta prohibido por la Audiencia Nacional.

Los disturbios, que continúan todavía en la Parte Vieja donostiarra, han comenzado sobre las 19:30 horas en la confluencia del Boulevard con el puente del Kursaal, poco después de que concluyera en las inmediaciones una manifestación de apoyo a los reclusos etarras en la que participaron varios miles de personas.

Esta marcha había sido convocada "boca a boca" entre los cientos de personas que por la tarde se habían congregado en la zona deportiva de Anoeta para asistir al acto del velódromo prohibido e impedido por la Ertzaintza .

Una vez concluida la manifestación y el breve acto posterior improvisado que se ha celebrado en la plaza trasera del palacio de congresos del Kursaal, grupos de radicales han lanzado objetos contundentes contra las dotaciones antidisturbios de la Ertzaintza que controlaban la zona e impedían el acceso al Boulevard donde estaba concluyendo la cabalgata de Reyes.

Dispositivo policial en Anoeta

La iniciativa Jare!, organizadores del acto de Anoeta, habían suspendido su celebración tras la orden del juez Del Olmo, tras lo cual habían llamado a la ciudadanía a participar en próximos actos en defensa de los presos que creen "más importante que nunca".

La Ertzaintza había desplegado un amplio dispositivo para impedir el acto. Alrededor de ocho furgonetas de efectivos antidisturbios de la Policía vasca han acordonado los accesos al velódromo de Anoeta desde las cuatro de la tarde, impidiendo el paso de vehículos y peatones.

Hacia las cuatro y veinte, una veintena de personas que se han presentado como responsables de la convocatoria del acto, han intentado acceder a la zona y, en ese momento, agentes de la Ertzaintza les han entregado copia del auto del juez del Olmo en el que prohíbe el acto, al entender que está auspiciado por las ilegalizadas Batasuna y Askatasuna.

Cientos de personas se han quedado congregadas en la explanada de acceso al estadio de Anoeta y en los alrededores, cerca del velódromo, pero en vista de la imposibilidad de celebrar el acto, se han ido dispersando, sin que se hayan registrado incidentes. Pese a ello, la Ertzaintza ha mantenido el operativo policial.

En un comunicado, Jare! Ekimena ha censurado que "la inquisición española haya prohibido" el desarrollo de este acto, que había sido convocado para las cinco y media de esta tarde en el Velódromo de Anoeta. Tras indicar que se han desplazado "decenas" de efectivos policiales para impedir que no se llevara a cabo, ha cuestionado al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, si no tienen derecho a realizar un acto en favor de los presos y al lehendakari, Juan José Ibarretxe, por qué "ha mandado hombres y mujeres armadas para acallarnos".

Prohibición de Del Olmo

Horas antes, el juez Juan del Olmo ha bía prohibido el acto, convocado con el apoyo de la asociación de familiares y allegados de presos de ETA 'Etxerat', al apreciar que existen vinculaciones entre los organizadores del acto y Batasuna y Askatasuna. El fiscal de la Audiencia Nacional Ignacio Gordillo solicitó esta mañana la prohibición del acto, después de que Del Olmo ordenara a la Policía Nacional y a la Guardia Civil la elaboración urgente de un informe sobre la finalidad y los convocantes del acto.

Tras recibir el informe de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, que se encuentra de guardia esta semana, ha acordado la prohibición del acto al haberse demostrado que está promovido por la ilegalizada Batasuna y Gestoras-Askatasuna, organización de apoyo a los presos de ETA , según han indicado fuentes jurídicas.

Por ello, Del Olmo ha ordenado a la Ertzaintza que impida la celebración del acto, previsto para las 17.30 horas, tanto en el interior del Velódromo de Anoeta de San Sebastián como en el exterior del recinto.

Pasquines de Askatasuna

Además de los informes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, el juez apoya su decisión también en la localización a las 22.00 de horas de ayer de un joven que llevaba en el maletero de su coche centenares de brazaletes, pasquines, una pancarta y diverso material con el logotipo de Gestoras-Askatasuna cuando fue interceptado por a Guardia Civil y que, según él mismo reconoció, iban a ser utilizadas en el acto de esta tarde.

Askatasuna fue investigada por el juez Baltasar Garzón por presunta integración en organización terrorista y está pendiente de señalarse en la Audiencia Nacional la fecha de inicio del juicio contra algunos de sus miembros por integración en organización terrorista.

La decisión del juez Del Olmo se produce a raíz de la solicitud de la asociación Dignidad y Justicia para que se prohibiera la celebración del acto convocado por 'Jare!' ('libre' en euskera) y que cuenta con el apoyo de la asociación de familiares y allegados de presos de ETA 'Etxerat'.