El Gobierno vasco asegura que ETA "sobra y estorba" tras su último comunicado

Azkarate insiste en "dar la palabra al pueblo" con una oposición "rotunda" a la violencia "sin aceptar insultos"

EUROPA PRESS |SAN SEBASTIÁN
La portavoz del Gobierno vasco, Miren Azkarate, ha comparecido en San Sebastián. / Efe/
La portavoz del Gobierno vasco, Miren Azkarate, ha comparecido en San Sebastián. / Efe

La portavoz del Gobierno vasco, Miren Azkarate, ha afirmado hoy que ETA "es un fracaso rotundo", que "nunca va a conseguir sus propósitos" y tampoco "va a doblegar la voluntad de esta sociedad por conseguir la paz". Tras denunciar que la banda armada "sobre, estorba y además mata", reiteró su compromiso de "dar la palabra" a la ciudadanía vasca.

En una comparecencia en San Sebastián, ha aludido al último comunicado de ETA que incluye una crítica al Gabinete Ibarretxe en respuesta a las declaraciones de la portavoz, que afirmó que ETA daba "asco". Azkarate ha admitido que "hoy en día parece inevitable hablar de ETA" pero ha asegurado que hacerlo es "más estéril e inútil que nunca" porque "sobra, estorba y además y mata".

En este sentido, ha señalado que "nunca vamos a encontrar solución si miramos a ETA, si tenemos en cuenta que es lo que quiere". A su juicio, ETA "lo único que va a hacer es sembrar más sufrimiento" pero "ha fracasado y lo sabe" al igual que también "lo sabe toda la sociedad vasca". "ETA es un fracaso rotundo y nunca va a conseguir sus propósitos" y "nunca va a doblegar la voluntad de esta sociedad por conseguir la paz y se le pueda dar la palabra y pronunciarse en democracia", reiteró.

Frente a ello, la portavoz del Ejecutivo vasco recordó que el Gobierno tiene "el compromiso firme" de "decirle un no rotundo, sin matices, a la violencia" y "un sí rotundo a defender el diálogo como medio de solución a los problemas".

"Derecho a decidir"

En este sentido, ha señalado que se debe "dar a los vascos la oportunidad de que se pronuncien democráticamente" y el Gobierno vasco va a dar "un sí rotundo al derecho de decidir de la ciudadanía" vasca, "sin insultos, sin descalificaciones para nadie" y "exigiendo que las propuestas" del lehendakari, Juan José Ibarretxe, "se tomen con respeto".

Azkarate ha asegurado que el Ejecutivo autonómico "no va a permitir descalificaciones" y va a dar "un sí al diálogo, al respeto a los derechos humanos, a dar la palabra a la sociedad vasca" y el "no más rotundo a la violencia".

Además, ha afirmado que "nadie va a doblegar" el "anhelo de la sociedad" por "conseguir la paz" y el Ejecutivo vasco se compromete a "poner iniciativas políticas que ayuden a transitar por el camino de la democracia" y a "ofrecer a la sociedad esa democracia participativa" que "seguro ayudará a solucionar los problemas".