Bronca parlamentaria entre María San Gil e Ibarretxe

El lehendakari ha acusado a María San Gil de estar convirtiéndose en una "faltona" a la que "no le gusta la democracia" y de practicar un "estilo barriobajero" en la Cámara de Vitoria

ANTONIO SANTOS |VITORIA
El lehendakari Juan José Ibarretxe y María San Gil (PP)- han mantenido un acalorado debate./ Telepress/
El lehendakari Juan José Ibarretxe y María San Gil (PP)- han mantenido un acalorado debate./ Telepress

El PP y el Gobierno vasco han discutido hoy en el pleno del Parlamento. Un fuerte cruce de descalificaciones por parte de María San Gil y Juan José Ibarretxe. El lehendakari ha llegado a decir que si el PP continúa con sus descalificaciones contra el Gobierno y las instituciones vascas, el Ejecutivo autónomo se replanteará las relaciones que tiene con el PP. En este sentido ha acusado a María San Gil de estar convirtiéndose en una "faltona" a la que "no le gusta la democracia" y que practica un "estilo barriobajero" en la Cámara.

El enfrentamiento se ha producido durante una interpelación de la líder del PP vasco en la que reprochaba al lehendakari los continuos viajes que ha realizado a América durante su actual legislatura. Nueve viajes en total, en los que se ha gastado 400.000 euros. San Gil le ha censurado que estos viajes no sirvan para vender empresas sino para vender "su nuevo plan secesionista".

Por otro lado, y según Europa Press, Ibarretxe ha afirmado en una entrevista de radio que el hecho de que el recorrido de su propuesta finalice en 2008 con la celebración de un referéndum no significa que él vaya a repetir en el cargo porque su iniciativa "va más allá" de quién pueda ser el nuevo lehendakari o el próximo presidente del Gobierno central. Además, rechazó las acusaciones del líder del PSE-EE, Patxi López, sobre que ha estado "mudo" ante el atentado de Francia, que costó la vida a dos guardias civiles, y recordó que él es quien convocó las concentraciones de protesta.

Ibarretxe ha asegurado que el próximo 2008 será "ilusionante" porque "es la hora de la política". "Este es un año de enorme esperanza, de enorme ilusión para la sociedad vasca porque vamos a hacer política y porque el ciclo de la violencia de ETA está absolutamente fuera de tiempo, fuera de nuestras vidas, la violencia de ETA sobra, estorba, se ha acabado para siempre en la sociedad vasca, española y europea", ha asevera. Tras reconocer que, mientras tenga capacidad de reclutar a nuevos miembros, la banda armada no está acabada "del todo", ha afirmado que, "desde un punto de vista social y político el ciclo de la violencia de ETA se ha terminado".