Los adolescentes vascos comprenden cada vez peor los textos que leen

El informe PISA revela que los alumnos de Euskadi bajan en lectura, aunque están muy por encima de España, que registra un fuerte retroceso

MARTA FDEZ. VALLEJO M.F.VALLEJO@DIARIO-ELCORREO.COM
CONTRASTADO. En el estudio internacional de PISA han participado 400.000 alumnos de 15 años residentes en 57 países. / EL CORREO/
CONTRASTADO. En el estudio internacional de PISA han participado 400.000 alumnos de 15 años residentes en 57 países. / EL CORREO

Los resultados del Informe PISA presentado ayer en Madrid confirman lo que advierten desde hace tiempo los expertos en educación, los escolares leen poco y su capacidad para comprender textos cae en picado. Los alumnos vascos han bajado diez puntos en lectura, aunque aún mantienen una honrosa posición: cerca de la media de los 30 países de la OCDE, por encima del listón español, y en un segundo puesto por comunidades, detrás de La Rioja, la gran triunfadora en este último examen realizado a los alumnos españoles sobre sus conocimientos de Ciencias, Matemáticas y comprensión de textos. Si Euskadi retrocede, España se pega el gran batacazo en lectura: pierde veinte puntos, la caída más fuerte, y queda la cuarta por la cola: sólo supera a Grecia, Turquía y México. Finlandia arrasa de nuevo en todas las áreas.

El estudio internacional más importante en el área de la enseñanza analizó en 2006 los resultados educativos de los 30 países de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) más otros 27 países asociados. En la muestra participaron 400.000 adolescentes de 15 años, de tercer o cuarto curso de ESO. Los 20.000 alumnos españoles -de ellos casi 4.000 vascos- de 687 centros de enseñanza respondieron durante dos horas con lápiz y papel a cuestionarios de Ciencias -el 55% del tiempo porque este informe valoraba principalmente esa materia-, de Matemáticas, el 30%, y de comprensión de textos, el 15%.

Para evaluar la capacidad lectora se plantearon cuestiones sobre seis textos, un diagrama en árbol del mercado de trabajo, dos mensajes de Internet relacionados con el grafitti, unos gráficos que hacían referencia a los cambios del lago Chad y un documento sobre prevención de lesiones deportivas. Los estudiantes vascos que realizaron el examen obtuvieron 487 puntos, frente a los 493 de la OCDE, con lo que se sitúan a la altura de países como Francia, Islandia, República Checa o Noruega. Los mejores 'lectores' resultaron ser los alumnos de Corea del Sur, Finlandia, Hong Kong y Canadá.

Andalucía, la última

En capacidad para comprender textos escritos, Euskadi deja atrás a ocho autonomías de las diez que se atrevieron a presentarse a esta prueba. El consejero de Educación, Tontxu Campos, que compareció ayer en Vitoria para valorar el informe, subrayó que ese resultado se obtiene en una comunidad con dos lenguas oficiales, en la que la apuesta por el fomento del euskera «ha favorecido también el aprendizaje del castellano». Cataluña, Cantabria y Andalucía ocupan los últimos puestos.

En Matemáticas los escolares vascos sacaron la misma nota que hace tres años, mejor que el conjunto de los 57 países examinados y por encima del listón español. Ocupan, sin embargo, un discreto sexto puesto en el ranking por autonomías -La Rioja es la primera, y Andalucía, la última-. Los mejores con las cuentas son los estudiantes de Taiwan, Finlandia, Hong-Kong, Corea del Sur, Holanda y Suiza.

Al Departamento de Educación esta prestigiosa prueba internacional le ha servido para detectar en qué área hay que ponerse las pilas: en Ciencias. Los estudiantes de la comunidad lograron subir 11 puntos respecto del anterior informe de 2003, rozan ya la media de la OCDE -495 puntos frente a 500-, y se quedan en los últimos puestos por comunidades, una lista liderada también por los riojanos.

Para el consejero Campos los resultados generales se podrían definir como de «moderada satisfacción». Reconoció que hay que tomar medidas para mejorar el conocimiento científico de los escolares vascos, la materia en la que los jóvenes de la comunidad están peor preparados respecto al resto de países desarrollados. El incremento de horas lectivas dedicadas a esa materia que plantea el nuevo currículum es, a su juicio, «la solución». El consejero explicó que los estudiantes de Euskadi dedican el 6% de las horas a Ciencias, «la mitad que la media de la OCDE y del conjunto del Estado».

Si Euskadi se queda en la media de los países sometidos a estudio, España suspende - está por debajo en las tres áreas analizadas-. Tanto el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, como la ministra de Educación, Mercedes Cabrera, trataron ayer de justificar los resultados de PISA 2006. Zapatero sostuvo que la prueba internacional evidencia que el sistema educativo español «no ofrece un mal rendimiento», aunque adujo que no se sacan mejores puntuaciones porque «hemos tenido muchas generaciones en España con retraso educativo fruto del país que teníamos».

La ministra Mercedes Cabrera compartió idéntico argumento al señalar que «hay un retraso histórico en nuestro país respecto del resto de la OCDE». Se refirió al descenso de la capacidad de comprensión de textos de los adolescentes. Apuntó que la lectura es una competencia fundamental para sacar buenas notas en el resto de materias. «Es un problema que merece toda nuestra atención», reconoció.