El Gobierno «se volcará» en investigar a fondo con Francia las finanzas de ETA

El ministro de Interior recuerda en Bilbao que, pese a todos los éxitos policiales, la trama económica de la banda se ha investigado «con dificultad y sigue en la oscuridad»

VISITA. El ministro Rubalcaba pasea por Bilbao arropado por la plana mayor de los socialistas vascos. / BERNARDO CORRAL/
VISITA. El ministro Rubalcaba pasea por Bilbao arropado por la plana mayor de los socialistas vascos. / BERNARDO CORRAL

El ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, anunció ayer en Bilbao que las fuerzas de seguridad del Estado darán la máxima prioridad a la investigación de las finanzas de ETA, un aspecto de la lucha antiterrorista que, según reconoció, «es una zona muerta de la banda y difícil de desmantelar». «Vamos a volcarnos a fondo en las finanzas de ETA», resumió.

Las declaraciones del máximo responsable de la lucha antiterrorista en España se producen en un momento muy especial. El miércoles, las fuerzas de seguridad francesas se incautaron de la contabilidad de tres herriko tabernas del País Vasco francés dentro de una investigación sobre financiación de ETA. Asimismo, la banda ha iniciado en el último mes una masiva campaña de envío de cartas de extorsión a empresarios en la que está reclamando cantidades menores, al parecer, al haber bajado el nivel económico de las personas a las que chantajean los terroristas.

Rubalcaba se encontraba ayer de visita en la capital vizcaína, donde tras una rueda de prensa junto con el secretario general de los socialistas vascos, mantuvo encuentros con cargos del PSE, por la mañana, y con mandos de las fuerzas de seguridad, por la tarde. A mediodía almorzó en Ge-txo con los miembros del Círculo de Empresarios Vasco, que, según sus portavoces, trasladaron al ministro su apuesta por la «firmeza democrática». La citada organización mantiene un hilo directo con el ministerio para tratar cuestiones de seguridad. En ese sentido, los miembros del Círculo aseguraron al Ejecutivo Zapatero que «se sienten amparados por la Ley y el Estado de Derecho». El ministro les trasladó «comprensión» ante su situación y ensalzó su labor en el actual escenario de vuelta a las armas de ETA.

Antes de la comida ya aseguró que uno de los temas de los que quería hablar con los empresarios era precisamente el relacionado con las cartas de extorsión. Según explicó, «de manera oficial» hay pocas denuncias sobre esta cuestión, pero añadió que «no tenía nada que reprochar» a los industriales vascos. Rubalcaba rememoró, en este punto, los distintos éxitos de las fuerzas de seguridad en la lucha antiterrorista y precisó que «se ha conseguido desmantelar el aparato militar, el logístico, etc... pero el dedicado a la financiación es muy difícil de perseguir». «Hay una zona de ETA en la que las fuerzas de seguridad han entrado con mayor dificultad. No les oculto -continuó- que mi pretensión es que esa oscuridad desaparezca y que, como está haciendo Francia en una tarea coordinada con España, nos volquemos y entremos a fondo a investigar la financiación», indicó en referencia a la operación desarrollada el miércoles en las herriko tabernas de Hendaya, Bayona y Ciboure.

El ministro, asimismo, insistió en que Batasuna «se apresura a intentar una reorganización para apoyar la decisión de ETA de dar por rota la tregua y volver a la armas». En este sentido, manifestó que «el Estado, si puede, va a impedir» la reorganización de la mesa nacional de Batasuna, cuyo objetivo es, «pura y simplemente, apoyar a ETA».

Colaboración policial

Alfredo Pérez Rubalcaba se mostró esquivo al ser preguntado por las recientes críticas del consejero de Interior al hecho de que la Ertzaintza no pueda actuar en Francia, al mismo nivel que la Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía. Después de que la banda intentara asesinar el domingo a los ertzainas que acudían a los juzgados de Getxo, donde los terroristas habían colocado una bomba trampa, el consejero volvió a exhibir esta reclamación e incluso acusó al Gobierno español de «boicotear» a la Policía vasca.

Ayer tampoco hubo respuesta. El ministro se limitó a indicar que en estos momentos funcionan los mecanismos de coordinación entre distintos cuerpos y que está «satisfecho» por su nivel de comunicación con Balza. «Creo que han mejorado las relaciones entre las fuerzas de seguridad y que hoy tenemos, posiblemente, los esquemas de coordinación mejores de los que nunca hemos dispuesto. Siempre se pueden mejorar y estamos dispuestos a trabajar y mejorar esos mecanismos», añadió.