La ampliación del hospital de Cruces arrancará en dos semanas

El centro sanitario recuperará las mil camas en su mayor reforma en 30 años

JON FERNÁNDEZ
Las reformas obligarán a suprimir varios aparcamientos. / EL CORREO/
Las reformas obligarán a suprimir varios aparcamientos. / EL CORREO

Sometido a sucesivas reformas para adaptarse a los nuevos tiempos, el hospital de Cruces es uno de esos lugares obligado a vivir en continua modernización. Las mejoras están a la orden del día, aunque lo que ya no es tan habitual es asistir a un profundo lavado de cara como el que arrancará dentro de dos semanas. En una circular interna distribuida entre el personal del complejo baracaldés, su director gerente, Mikel Álvarez, ha anunciado que «el 26 de noviembre» arrancarán las obras de ampliación de la infraestructura con la construcción de un edificio anexo al pabellón principal. Será la mayor rehabilitación de las instalaciones en los últimos 30 años y permitirá ganar unas ochenta camas.

Tras medio siglo en funcionamiento, el nuevo bloque permitirá al complejo superar de nuevo la barrera de las mil camas. Tendrá seis plantas y alrededor de 1.500 metros cuadrados, lo que hará mas llevadero el problema de las hospitalizaciones, que «en épocas de frío suelen dispararse por las patologías respiratorias». Se habilitarán 64 camas para el ingreso de pacientes en los cuatro primeros pisos. Y en las dos plantas superiores tendrán cabida otros 16 enfermos en un área en la que cohabitarán la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y los servicios críticos de anestesia y reanimación.

Al acomodarse en una zona que ocupan actualmente los accesos al recinto, el nuevo inmueble dispondrá de un túnel para dar entrada a los vehículos. El presupuesto de los trabajos se eleva a 6,5 millones de euros, desembolso que correrá a cargo de Osakidetza. El Ayuntamiento de Barakaldo ya ha dado luz verde a la operación, por lo que la empresa contratada por el Servicio Vasco de Salud puede acometer la reforma «en cuanto lo estime oportuno».

Nuevos laboratorios

La renovación del centro sanitario más grande de Euskadi no quedará ahí. El número de usuarios no para de crecer y, por ello, los gestores del complejo prevén levantar otro pabellón en la parte noroeste del hospital, la que mira al BEC. El edificio -de 6.400 metros cuadrados- centralizará los laboratorios distribuidos por las instalaciones, además de acoger los servicios de farmacia y anatomía patológica. Esta reordenación permitirá también reformar la zona de Servicios Generales.

Fotos

Vídeos