El ascensor de Betolaza se inauguró sin papeles en regla

El elevador ha estado 4 días parado porque el Consistorio olvidó un trámite de Industria

LORENA GIL
ESPERA. El ascensor empezó a funcionar ayer. / MIREYA LÓPEZ/
ESPERA. El ascensor empezó a funcionar ayer. / MIREYA LÓPEZ

¿Funciona o no? Esta ha sido la incógnita estos días en Betolaza. El objeto de los comentarios: el ascensor panorámico que conecta Uretamendi con la parte alta del barrio bilbaíno. Desde que el pasado jueves el alcalde, Iñaki Azkuna, inaugurara el elevador, ha permanecido parado. Pese a que en los corros vecinales se pensó que podría tratarse de algún problema mecánico, la realidad es otra. El Ayuntamiento se apresuró a presentar la obra antes de contar con todos los papeles en regla. Ayer, cuatro días después del acto oficial y con la licencia ya en orden, los residentes pudieron, por fin, utilizar el ascensor.

La infraestructura forma parte de un proyecto más amplio que contempla la creación de un segundo elevador, que unirá en un futuro Rekalde con Uretamendi. La apertura del primer tramo -el más alto- ha venido cargada de polémica. Al parecer, el Consistorio dio luz verde a la inauguración del elevador sin tener atados todos los requerimientos de Industria, según asumieron fuentes municipales.

El primero en probar el ascensor fue el alcalde, pero también el último. Cuando Azkuna abandonó el barrio, la maquinaria quedó bloqueada. Elda Fernández y Lourdes López, vecinas de Betolaza, pasaban ayer por delante del elevador. «Vamos a ver si funciona», comentó Lourdes. «Mira, Elda, que sí que va», comentó sorprendida. No era la primera vez que probaban suerte. «Hemos venido más veces desde el jueves, pero nada. Si no se iba a abrir no se tenía que haber inaugurado. Con estas cosas sólo se confunde a la gente», censuraron.

«Hacer las cosas bien»

Elena Pradera trabaja a escasos metros del ascensor y reconocía que cuando los vecinos se dieron cuenta de que no estaba operativo «se enfadaron bastante». Todos están a favor de la infraestructura. «Ayuda a salvar muchas escaleras y dará más vida a la parte de arriba», apuntó Luis García. Lo que falló fue la forma. «Las cosas hay que hacerlas bien», concluyó.

El portavoz del PSE, Txema Oleaga, acusó a Azkuna de «interesarse sólo por la foto» y señaló que «lo que se necesita es más trabajo, menos inauguraciones y más respeto a los vecinos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos