Ortuella retoma el plan foral de vivienda para levantar 150 pisos en Mendialde y Bañales

ARANTZA ALONSO

El Ayuntamiento de Ortuella dio ayer «el pistoletazo de salida» para convertir el plan foral de vivienda del municipio en realidad. La Corporación aprobó en sesión plenaria la firma de un acuerdo con la sociedad Ortulur, que será la encargada de materializar los diferentes proyectos. «Nos comprometemos a vender los terrenos en los que se van a edificar los pisos a la entidad pública para que sea ésta la que gestione todos los pasos», explicó el alcalde, Oskar Martínez (PNV). De esta manera, la Administración local cumplió con el primer trámite para poner en marcha las promociones inmobiliarias de Mendialde y Bañales.

Ortulur fue constituida a partes iguales entre el Ayuntamiento minero y la Diputación en 2005. Pero su funcionamiento ha estado paralizado hasta el momento. «El PSE-EE había denunciado en los tribunales la formación de esta sociedad y no queríamos seguir con el procedimiento hasta que no hubiera una sentencia», recordó el primer edil. El fallo, favorable al equipo de gobierno, llegó en septiembre y permitió desbloquear la iniciativa.

El convenio ratificado ayer permitirá levantar, por ahora, dos edificaciones. Según las previsiones del departamento de Urbanismo, la promoción de Mendialde acogerá alrededor de 80 inmuebles. Éste es el proyecto que se encuentra más avanzado. Durante el mes de noviembre, se iniciará la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para convertir el solar que albergará las viviendas en urbanizable, mientras que las obras podrían empezar a finales de 2008. Poco después, arrancarán los trabajos en Bañales, donde se construirán entre 60 y 75 hogares. Cuando se finalicen estas dos promociones llegará el proyecto más ambicioso del plan: la edificación de alrededor de 700 viviendas en La Ralera y Golífar.