El Gobierno vasco descarta dar ayudas al alquiler porque puede causar el aumento de los precios

Rechaza que las subvenciones anunciadas hoy por Zapatero tengan aplicación en Euskadi

VASCO PRESS |BILBAO

El viceconsejero de Vivienda del Gobierno vasco, Javier Burón, ha rechazado que las ayudas al alquiler anunciadas por Zapatero tengan aplicación en Euskadi y ha descartado medidas similares ya que pueden implicar "una subida de los precios".

En declaraciones a Radio Euskadi, Burón ha advertido de que el Plan estatal de vivienda afecta únicamente a 15 de las comunidades autónomas y ha precisado que no tendrá consecuencias en el País Vasco ya que los Gobiernos vasco y navarro tienen transferida la competencia en materia de Vivienda.

El número dos de Vivienda ha rechazado asimismo conceder ayudas a los jóvenes vascos y ha calificado de "no oportuna" la iniciativa del Gobierno español. "Consideramos que es una vía de utilizar el dinero público de una manera no útil socialmente, puede que rentable electoralmente, pero eso estaría por ver también, pero no útil desde el punto de vista social", ha dicho.

Reducciones fiscales

Para el viceconsejero, las medidas anunciadas por Zapatero apuntan por "dos buenas direcciones" ya que en materia de fiscalidad se apuesta "por igualar la reducciones fiscales para el alquiler y la compra" y se aboga por promover el alquiler como "una modalidad de acceso a la vivienda especialmente indicada para los jóvenes". No obstante, ha advertido de que las medidas pueden ser "poco eficaces" ya que "si no hay ningún tipo de control público el efecto que va a tener esto es de un incremento de los alquileres".

En este sentido, ha recordado que el que haya usuarios con mayor capacidad de gasto en alquiler puede provocar "una subida de los precios". Burón ha recordado que el País Vasco tiene "experiencia" en la materia por el programa de alquiler Bizigune y que para evitar esas consecuencias "el modelo que estamos gestionando es el de intermediación desde la administración en todos los aspectos de la gestión de esos contratos de alquiler".

Según ha recordado, en la actualidad, cerca de la mitad de VPO nueva que construye el Gobierno vasco se dedica al alquiler "a unos precios muy reducidos", de en torno 250 euros mensuales. "Por lo cual, no hay ayudas, sino que simplemente el alquiler está dos o tres veces por de bajo del precio del mercado", ha dicho.