AnimaNaturalis critica que se usen fondos públicos y la UR para «hacer apología de tauromaquia»

El colectivo protestó a las puertas del edificio Quintiliano, donde se desarrollaba el curso 'Toros, derecho y sociedad'

S. L.
Miembros de AnimaNaturalis, ayer, durante su protesta. / M. H./
Miembros de AnimaNaturalis, ayer, durante su protesta. / M. H.

«El estrés que sufre el toro o novillo en la salida del chiquero es menor que el que sufren otros animales a la hora del transporte al matadero». «El toro de lidia tiene un mecanismo especial de adaptación, y no sufre el mismo estrés que otro tipo de animales». «El toro, ante el dolor, libera unas hormonas, las betaendorfinas, que contrarrestan el sufrimiento, que es casi nulo». Estas son algunas de las conclusiones de un estudio sobre el dolor del toro de lidia que el profesor Juan Carlos Illera, director del Departamento de Fisiología de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid, expuso ayer en el curso de verano de la UR 'Toros, derecho y sociedad'.

Mientras se desarrollaba la conferencia, los miembros de la recién creada AnimaNaturalis en La Rioja se manifestaban en la puerta del edificio Quintiliano. Su portavoz, Carlos Faulín, denunció que «se ha utilizado la UR y fondos públicos para hacer apología de la tauromaquia». Faulín, que estuvo acompañado del veterinario clínico José Enrique Zaldívar, criticó que la organización del curso de verano de la UR «ni siquiera se ha cuestionado que en la sociedad hay otras voces que están en contra de la tauromaquia y eso no es ético».

Ante la «imposibilidad» de entrar en la sala y, participar como ponentes «o hacer alguna pregunta», los miembros del colectivo se concentraron para dar a conocer al público su postura ante las afirmaciones de Illera. Según las investigaciones de Zaldívar, que opina que «el toro de lidia sí sufre», los seres vivos fabrican una hormona que se llama cortisol en situaciones de estrés y otra que se llama betaendorfina para afrontar el dolor. Para Zaldívar, en el caso del toro de lidia, las vías neuronales que producen ambas sustancias no están intactas, «hay lesiones neurológicas importantes, ya que cuando la puya no es colocada en su sitio, se producen fracturas vertebrales, de costillas, hemorragias en la columna vertebral e incluso se pueden producir parálisis en los miembros anteriores y músculos de la respiración. Por tanto, el toro descarga muchas betaendorfinas y eso es que tiene mucho dolor».

Tortura de 42 toros

Esta no será la única acción que lleve a cabo AnimaNaturalis de La Rioja. El sábado, a las 20 horas, el colectivo se manifestará en el Ayuntamiento «contra la tortura de los 42 toros que se van a lidiar en las fiestas de San Mateo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos