Pepe pone himno a Cáceres

El Ayuntamiento extremeño ha encargado al cantautor afincado en Bilbao una composición para apoyar la capitalidad europea en 2016

LUIS GÓMEZ L.GOMEZ@DIARIO-ELCORREO.COM
Pepe Extremadura. / EL CORREO/
Pepe Extremadura. / EL CORREO

A José Pedro Roseiro sólo su madre le llama por su verdadero nombre. Ni su padre ni ninguno de sus cinco hermanos. En Zarza la Mayor, la localidad cacereña donde nació, y en Bilbao, donde se crió, todo el mundo le conoce como Pepe Extremadura. Allá donde haya fiesta y suene la música -ya sea en la Aste Nagusia, en Vista Alegre...- aparece la figura enjuta de este «emigrante errante».

La 'voz de Otxarkoaga', adonde llegó de niño poco después de hacer la Primera Comunión, se deja escuchar donde sea. Hace bastantes años, cantó en Cuba y El Salvador para ayudar con su música «comprometida» a los 'niños de la calle' de la mano de la ONG Alianza de Solidaridad Extremeña. Junto a su amigo y director de orquesta Luis Cobos presentó recientemente un disco en el que pone música a los poemas de José María Gabriel y Galán, autor que desentrañó como nadie el alma de Las Hurdes.

Pero si hay algo que realmente emociona a Pepe es el encargo del Ayuntamiento cacereño. Le ha pedido un himno para apoyar su candidatura para la capitalidad cultural europea en 2016. Aceptó encantado. En principio pensó en hacer la letra y música y que Luis Cobos se encargase de los arreglos. Pero, al final, por su estrecha amistad, decidió que Cobos pusiera la música. Extremadura ya se ha puesto manos a la obra.

Ahí van las primeras líneas de su obra: «/No somos los cacereños mejor ni peor que cualquiera/pero lo cierto es que somos de diferente manera/Quien tenga la inmensa suerte de poder conocer Cáceres por primera vez/jamás podrá suponer que Cáceres pudiera ser de tan distinta manera...». Pepe confía en sus posibilidades y agradece que el Ayuntamiento se acordase de él. «¿A quién si no se lo van a encargar? Soy conocido, quiero y puedo», remarca. Tiene experiencia. Hizo hace ya tiempo un himno para la comunidad de Extremadura. «No había ninguno y lo escribí, pero me dijeron que era muy político», se queja. Decía: «/Nuestras manos no estarán vacías / nuestros campos no se morirán / no tendrán que irse más familias / a otras tierras a buscar el pan».

Sólo hay un problema. Y gordo. El «poder» de la competidora de Cáceres: Córdoba. Y, sobre todo, el apoyo que, según Pepe, esta ciudad ha recibido ya de artistas de la talla de Alejandro Sanz, Paco de Lucía, Joaquín Cortés, Joaquín Sabina, Miguel Ríos y Sara Baras.

Pero no desespera. El hijo del portugués Pablo Roseiro prepara el contraataque. Cree que habría que recabar el apoyo de músicos que sienten «un gran cariño» por Cáceres. Cita a Joan Manuel Serrat, Manolo Tena, Tam Tam Go, Moncho Alpuente y Kepa Junkera. Le apasiona la idea de que su himno se convierta en embajador de esta ciudad Patrimonio de la Humanidad. «Sonaría en actos importantísimos», dice ilusionado este cantautor, encantado de lo orgullosa que estaría su madre viéndole triunfar en la tierra en que nació. Aunque sea como Pepe Extremadura y no José Pedro Roseiro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos