El Baskonia cede a Nocedal al Bruesa para que se foguee

El base ya fue ofrecido en junio, aunque entonces el club donostiarra lo desestimó El joven valor ocupará plaza de nacional

D. GONZÁLEZ
Nocedal, en un entrenamiento en Aranalde. / EL CORREO/
Nocedal, en un entrenamiento en Aranalde. / EL CORREO

El Baskonia y el Bruesa cerraron ayer la cesión del joven Matías Nocedal para la próxima temporada. De esta manera, el base de 17 años dispondrá de su primera oportunidad en el baloncesto profesional. En San Sebastián, aunque partirá como teórico tercer base tras los experimentados Perico Sala y Ricardo Uriz, podrá foguearse frente a rivales más veteranos y de mayor recorrido.

Nocedal, pese a que reside en España desde el pasado enero, ya ha logrado toda la documentación para no ocupar plaza de extracomunitario. «Tiene todos los papeles en regla», explicó ayer a este periódico su nuevo técnico Pablo Laso. Así culmina un movimiento iniciado en junio. Por aquel entonces, el TAU ofreció el jugador, al igual que a Dragic y Sandes, al cuadro guipuzcoano. Sus rectores desestimaron el ofrecimiento hasta definir mejor su plantilla. Una prórroga que ha permitido validar ahora la operación con el joven valor argentino, reciente campeón sub'17 de Sudamérica.

«Lo importante de las cesiones es que todos salgamos beneficiados», estimó Laso, que afrontará el arduo cometido de llevar al Bruesa de nuevo a la ACB. «Hemos contratado a un jugador con mucho margen de crecimiento y que puede aportarnos cosas a medida que vaya adelantándose la temporada». La cercanía de su destino deportivo permitirá asimismo al Baskonia comprobar al dedillo su progresión.

«Hace tiempo que le sigo y estamos ilusionados con su llegada y al chaval la idea también le gusta porque viene a un equipo que apuesta por él», contempló el preparador alavés. ¿Y dispondrá de minutos? Laso cree que sí. «Sala es nuestro único base puro. Mientras que Esteban Martínez y Uriz son más polivalentes. Con él cubrimos muy bien la posición de base. Incluso podría jugar junto a alguno de éstos».

El Baskonia -carente de un filial de entidad- siempre ha tratado de enviar sus valores más prometedores a otros equipos de la segunda o tercera categoría nacional para curtirse. «Tendrá la oportunidad de seguir formándose».