France Telecom compra Ya.com por 320 millones de euros

La compañía gala se convierte en el segundo operador de Internet en España con 1,1 millones de abonados

EFE |MADRID
France Telecom compra Ya.com por 320 millones de euros

El grupo de telecomunicaciones France Telecom ha cerrado la adquisición del cien por cien de Ya.com, filial española de Deutsche Telekom, por un importe de 320 millones de euros, después de que el Servicio de Defensa de la Competencia autorizara la operación.

Según ha informado Orange, marca con la que opera el grupo francés, la compra reforzará su posición en España como segundo proveedor de servicios de ADSL con más de 1,1 millones de clientes sumados entre ambas compañías y una cuota de mercado del 18% y estima que "se convierte en alternativa real" a Telefónica.

Sumando los clientes de ADSL a los de telefonía móvil, Orange cuenta ya con 12 millones de clientes y Vignolles señala que unidos a "nuestra capacidad para ofrecer servicios convergentes de telefonía móvil, fija, Internet y TV por ADSL.com, nos colocan en una excelente posición para competir en el mercado de los servicios multimedia en España".

Una alternativa a telefónica

Las dos empresas tienen cobertura en 523 centrales telefónicas y prevén que a finales de año el 80 por ciento de la población tengan acceso a su infraestructura. Este despliegue de red propia, es el más completo de entre los alternativos, y permitirá a Orange y Ya.com ofrecer los productos y servicios más avanzados de Internet máxima velocidad, TV sobre ADSL, y servicios convergentes fijo-móvil, a un elevado porcentaje de la población.

La red de distribución conjunta de Ya.com y Orange para productos de telefonía fija, Internet y TV por ADSL cuenta con una red de distribución de más de 2.000 puntos de venta exclusivos, más de 1.000 no exclusivos y está presente en muchas plataformas telefónicas de televenta.

Muchos compradores para Ya.com

Ya.com fue creada en 1.999 por Jazztel y en Deutsche Telekom compró Ya.com a Jazztel por 550 millones de euros en el año 2000, poco antes de que estallara la "burbuja tecnológica".

En 2005 se hizo con una red propia, tras comprar a Red Eléctrica de España (REE) su filial de telecomunicaciones, que operaba bajo la marca de Albura, por un importe de 61,5 millones de euros (cifra que incluía una deuda de 26,5 millones de euros).