El dopaje en el Tour

Cronología de los casos que han salpicado este año la carrera francesa

AGENCIAS |MADRID
Michael Rasmussen tuvo que abandonar el Tour obligado por su equipo. / Archivo/
Michael Rasmussen tuvo que abandonar el Tour obligado por su equipo. / Archivo

El Tour de Francia ha estado ensombrecido por tres controles antidopaje positivos y, sobre todo, por la sospecha generalizada en torno a los corredores, incluso antes de que la ronda ciclista se pusiera en marcha el pasado 7 de julio en Londres. Estos son los principales episodios extradeportivos del Tour-2007:

Londres - 5 y 6 de julio:

Ya en sus conferencias de prensa de presentación en Londres, determinados corredores son apuntados por la prensa en un ambiente procesal. El kazajo Alexandre Vinokourov y el alemán Andreas Kloden encaran malhumorados las preguntas sobre el dopaje. "Si gana el Tour, me sentiré asqueado", le espetó a 'Vino' un periodista.

En la presentación del equipo Caisse d'Epargne, varios periodistas abandonan la sala cuando el español Alejandro Valverde se niega a contestar a las preguntas que consideraba "extradeportivas".

El Tour comienza con un ambiente de fiesta popular pero la sospecha sigue omnipresente.

Marsella - 18 de julio:

Se da a conocer que el alemán Patrik Sinkewitz (T-Mobile), que ya había abandonado, dio positivo en un control en el mes de junio. La televisión pública alemana provoca el primer psicodrama del Tour al decidir dejar de retransmitir la prueba.

Montpellier - 19 de julio:

La Federación Danesa de Ciclismo revela que Michael Rasmussen, maillot de oro desde los Alpes, ha sido advertido por las autoridades antidopaje por no haber comunicado sus lugares de entrenamiento. Al día siguiente, la dirección del Tour decide no apartarlo considerando que "una advertencia no es una sanción". Pero la duda es mayor que nunca y la presencia del danés en la salida de Montpellier se convierte en el principal tema de la prensa deportiva mundial.

Pau - 24 de julio:

Jornada de descanso en Pau. Conferencia de prensa surrealista del líder, que llega acompañado por un abogado. No hay una sola pregunta sobre la carrera. Rasmussen tiene que justificarse durante casi una hora sobre sus incumplimientos del reglamento antidopaje y su abogado responde a veces en su lugar.

Minutos después, estalla la noticia bomba: Vinokourov, héroe del público por su valor y tenacidad, ha dado positivo por dopaje sanguíneo. El kazajo abandona el Tour y su equipo, Astana, se retira. Por la noche, las imágenes del registro del hotel de Astana por parte de las fuerzas del orden dan la vuelta al mundo.

Orthez - 25 de julio:

Los corredores de ocho equipos, los seis franceses y dos alemanes, hacen una sentada simbólica en la línea de salida para protestar contra el dopaje. La víspera, sus directores deportivos habían fundado el "Movimiento por un Ciclismo Creíble" imponiéndose un estricto manual antidopaje.

Durante la etapa, que gana Rasmussen, se conoce el positivo del italiano Moreni. Cofidis, patrocinador del equipo, decide retirar a todos sus corredores.

Esa misma noche en Pau, el Rabobank, presionado por la dirección del Tour durante días, retira a Rasmussen y lo despide, reprochándole haber mentido sobre el lugar donde estuvo entrenando en junio. El escándalo es enorme pero, paradójicamente, el pelotón y la dirección del Tour se sienten "aliviados".

Madrid - 30 de julio:

Al día siguiente de la llegada a los Campos Elíseos y la consagración del español Alberto Contador, el equipo Saunier Duval informa de que el corredor Iban Mayo dio positivo por EPO el día de descanso en Pau (Pirineos).

Fotos

Vídeos