Nacen en España los primeros bebés mediante la técnica de vitrificación

AGENCIAS
LA MADRE, Ramona, contempla a Francisco y Lucía. / EL CORREO/
LA MADRE, Ramona, contempla a Francisco y Lucía. / EL CORREO

Lucía y Francisco son dos de los ocho primeros bebés nacidos en España mediante la técnica de vitrificación o 'Cryo-top', una modalidad de reproducción asistida que, para evitar dañar la célula, no emplea hielo para conservar los óvulos. Hasta ahora, lo habitual era tratar los ovocitos con nitrógeno líquido a menos 196 grados centígrados; la cristalización causada por la congelación actuaba como una cuchilla y echaba por tierra seis de cada diez intentos. Lo que la vitrificación hace es deshidratar las células y convertirlas en una sustancia viscosa, pero sin que pierdan su virtud reproductora.

La madre de los gemelos, Ramona, una valenciana de 40 años, había aceptado someterse a este tratamiento en el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) debido a las dificultades que le ofrecía la estimulación ovárica y dio a luz el pasado 23 de mayo. «No pienso en esto como un hito científico, sino en que ahora tengo dos hijos preciosos. Se lo aconsejo a todo el mundo», dijo ayer en la presentación en sociedad de sus hijos.

El director del IVI, José Remohí, y la directora del programa de criopreservación de ovocitos de la entidad, Ana Cobo, apadrinaron el acto. Los especialistas explicaron que Lucía y Francisco -que ayer aguantaron estoicos una intensa sesión de fotos por parte de los periodistas- nacieron sin complicaciones. Pesaron 2,3 y 2,5 kilos respectivamente y, hoy por hoy, «evolucionan como cualquier otro niño».

Este éxito de la medicina reproductiva abre la puerta a la creación de futuros bancos de óvulos, similares a los ya existentes de semen.

Fotos

Vídeos