El Barcelona se compromete a allanar la salida de Navarro hacia la NBA

Su marcha podría producir un notable movimiento de fichas en el mercado

C. PÉREZ DE ARRILUCEA
Juan Carlos Navarro intenta superar a Louis Bullock en la pasada final de la Liga ACB. / I. AIZPURU/
Juan Carlos Navarro intenta superar a Louis Bullock en la pasada final de la Liga ACB. / I. AIZPURU

La noticia conmovió a última hora de ayer a todo el baloncesto catalán y, en especial, a la facción blaugrana. Sin embargo, la onda expansiva bien puede alcanzar toda Europa y, ¿por qué no?, pasar por Vitoria. Mediante un escueto pero revelador comunicado oficial, el Barcelona mostró su plena disposición a «facilitar la salida» de Juan Carlos Navarro de la entidad para que «pueda jugar en la mejor competición de baloncesto del mundo». Es decir, la NBA.

Minutos después, la web oficial del Barça mostraba todo un despliegue informativo en el que incluso se destacaba la existencia de acuerdo de rescisión del contrato del genio de Sant Feliu. Las loas en la versión digital contenían un inevitable sabor a despedida. Si nada se tuerce, Juan Carlos Navarro cumplirá su sueño de jugar en la NBA después de que su club de toda la vida haya atendido sus súplicas rebajando sustancialmente esa claúsula de rescisión impagable que ascendía a cerca de los diez millones de euros. Sus derechos al otro lado del Atlántico son de los Washington Wizards y ahora es uno más en el alocado mundo del mercado de agentes libres de la NBA recién abierto.

A falta de que se concrete, la marcha de Navarro promete crear un auténtico 'efecto dominó' en el mercado. Siempre dispuesto a gastar, el Barça se verá con dinero fresco, pero, sobre todo, con la imperiosa necesidad de cubrir la baja de su símbolo. Y ahí, todos los ojos apuntan a Rudy Fernández como sustituto ideal. Al escolta menorquín le resta un año de contrato con el DKV Joventut y maneja ofertas del propio Barça, el Panathinaikos y el CSKA.

Al tiempo que Rudy deshoja la margarita, su padre baloncestístico, Aíto García Reneses, entra en escena. Listo como nadie y perfecto conocedor del negocio, el técnico madrileño se maneja con discrección suprema. La semana pasada se entrevistó en Madrid con Josean Querejeta, escuchó los planes del presidente del TAU y dejó la puerta abierta a Vitoria. El pasado domingo, su contrato con la 'Penya' expiró sin que haya habido gesto alguno de renovación. Sin embargo, Aíto continúa 'ejerciendo' como técnico verdinegro supervisando el próximo proyecto y uno de sus principales objetivos en los próximos días será convencer personalmente a Rudy Fernández de que no se marche de Badalona. Será una tarea complicada dada la pujanza de los pretendientes que le cortejan.

Espera baskonista

Mientras tanto, el Baskonia espera acontecimientos y ordena sus prioridades. Entre todas ellas, la de mayor urgencia es la rescisión del contrato de Bozidar Maljkovic, al que le queda una temporada más. La negociación entre el TAU y los agentes del preparador serbio hace días que ya ha comenzado y permanece abierta. Su resolución es previsible; el pago a Majkovic de una compensación económica, y necesaria para el Baskonia. La primera piedra será la de un nuevo entrenador y al equipo vitoriano no le sobran opciones. La primera era Dusko Ivanovic, el mismo que el año que viene no podrá contar con Navarro en el Barça.