El Getafe espera una llamada del Real Madrid para liberar a Schuster

I. TYLKO
Bernd Schuster./
Bernd Schuster.

«Si el Real Madrid da su brazo a torcer y me llama, en dos minutos está todo arreglado aunque me deberá una». El presidente del Getafe, Ángel Torres, dejó ayer la confirmación del fichaje de Bernd Schuster por el equipo blanco pendiente de un gesto de Ramón Calderón que desbloquee un asunto complicado por orgullo de los dirigentes, por una cláusula de 425.000 euros que nadie quiere abonar y porque el club azulón desea un trato preferencial en cesiones y traspasos.

Torres se ha erigido en el último protagonista de un culebrón iniciado entre febrero y marzo, cuando Schuster alcanzó un acuerdo con Calderón para reemplazar a Capello. Tiene apalabrado a Laudrup, pero entiende que el Madrid incumplió la normativa al negociar con el germano pese a tener contrato y que es momento de sacar tajada en forma de cesiones de jugadores.