El Atlético negocia con el Liverpool la venta de Torres

Los 40 millones por el traspaso servirían para cerrar los fichajes de Diego Forlán y de Riquelme

COLPISA
REFUERZO. Fernando Torres puede recalar en Inglaterra. / EFE/
REFUERZO. Fernando Torres puede recalar en Inglaterra. / EFE

El futuro de Fernando Torres está cada día más lejos del Atlético de Madrid y más cerca del Liverpool. Después de que Miguel Ángel Gil Marín abriese por primera vez públicamente la puerta de salida al 'Niño', el club rojiblanco ya negocia con el Liverpool el posible traspaso de su delantero, por quien también está interesado el Manchester United. Con el dinero que ingresaría por Torres el Atlético (entre 35 y 40 millones de euros), el club madrileño pagaría el fichaje de Diego Forlán, a punto de cerrarse a falta de unos flecos, y también el probable de Riquelme.

El Atlético pretende que en la 'operación Torres' se incluya al catalán Luis García, aunque Rafa Benítez no está en principio dispuesto a ceder para desprenderse de quien fue jugador del Barça y del propio equipo 'colchonero'. Luis García abarataría la compra de Torres, pero el Liverpool estaría dispuesto a pagar incluso los 40 millones que figuran en la cláusula de rescisión del contrato de su 'buque insignia', según asegura la Prensa inglesa.

Un gran negocio

Torres ha recibido una suculenta oferta del Liverpool y esta vez el goleador rojiblanco parece decidido a abandonar el Atlético ante los continuos fracasos del equipo, al igual que la entidad que preside Enrique Cerezo está ya convencida de que vender al futbolista sería un gran negocio. Gil Marín ha llegado a reconocer que la operación que el club intenta cerrar cuanto antes con Forlán «está encaminada a buscar un jugador complementario a Fernando y, en cualquier caso, para tener una alternativa».

Según el Atlético de Madrid, el futuro de Torres queda ahora en manos del propio jugador, que se encuentra de vacaciones pero puede iniciar pronto una nueva etapa lejos del fútbol español. Torres también es muy consciente de que el Atlético no desea desaprovechar la oportunidad que se le ha presentado con la llegada de los nuevos propietarios norteamericanos al Liverpool, Hicks y Gillet, que no repararán en gastos para reforzar el equipo de Benítez.