La Policía iraquí podría estar implicada en el secuestro de los cinco ciudadanos británicos

Reino Unido enviará a Bagdad a un grupo de expertos para trabajar en el rescate

AGENCIAS | LONDRES
La Policía iraquí podría estar implicada en el secuestro de los cinco ciudadanos británicos

Altos cargos de la Policía iraquí podrían estar implicados en el secuestro de cinco ciudadanos británicos en Bagdad, según fuentes del Ministerio de Interior, que han apuntado a la milicia chií Ejército del Mahdi como posible responsable.

Según estas fuentes, la participación en la acción de un gran número de vehículos presuntamente policiales y de decenas de hombres que vestían uniformes de policía no habría sido factible sin la ayuda de oficiales de Interior.

"El secuestro habría sido imposible, especialmente a plena luz del día, sin la colaboración y cooperación de elementos importantes dentro del Ministerio", ha dicho una fuente, que ha pedido no ser identificada para preservar su seguridad.

A su vez, el Gobierno británico ha formado un grupo de expertos en negociación de rehenes, miembros de los servicios de espionaje MI6 y arabistas, que están preparados para volar a Bagdad y trabajar en el rescate.

Según el diario The Daily Telegraph, en la capital iraquí este grupo de crisis estará en contacto con las SAS, el grupo de elite militar que el año pasado rescató en Bagdad a Norman Kember, un pacifista de 76 años secuestrado en el país. De acuerdo con el citado periódico, las SAS tiene en Bagdad de forma permanente una unidad de reacción rápida para los casos de secuestros de británicos en Irak.

Los secuestradores llegaron en 40 vehículos policiales

Los cinco ciudadanos británicos secuestrados ayer por la mañana son un experto en finanzas y sus cuatro guardaespaldas, según la cadena británica BBC.

Según testigos y fuentes citadas por la corporación pública británica, los secuestradores vestían uniformes de las fuerzas de seguridad y llegaron en unos 40 vehículos policiales al Ministerio de Finanzas, situado fuera de la llamada 'zona verde" de Bagdad, donde se produjo el secuestro.

Las fuentes añadieron que la investigación trabaja con la hipótesis de que el secuestro sea una represalia por la muerte a manos de las tropas británicas, el pasado viernes, en Basora, del comandante para el sur de Irak del "Ejército del Mahdi', la milicia de Muqtada al Sadr.

Fotos

Vídeos