El PNV no sancionará al militante que agredió al miembro del Foro Ermua

Dice que el autor de la patada en los testísculos de Aguirre está "apesadumbrado", aunque recuerda que lo hizo "en un contexto de provocación"

EUROPA PRESS BILBAO
El dirigente del Foro de Ermua Antonio Aguirre, tras ser agredido ante las puertas del TSJPV. /Archivo/
El dirigente del Foro de Ermua Antonio Aguirre, tras ser agredido ante las puertas del TSJPV. /Archivo

El portavoz del EBB del PNV, Iñigo Urkullu, ha afirmado hoy que su partido no sancionará al militante de su partido, que el pasado lunes estaba presente en la concentración de apoyo al lehendakari, Juan José Ibarretxe, y agredió al miembro del Foro de Ermua Antonio Aguirre con una patada en los testículos. El PP señaló ayer a un consejero de distrito de la formación jeltzale como la persona que golpeó a Aguirre.

En una entrevista concedida a RNE, Urkullu ha señalado que su formación ve "esta cuestión con pesar por la imagen que se está ofreciendo, pero, además, con pesar porque la persona que es afiliado del PNV, supuestamente implicada por ese incidente, es la primera persona apesadumbrada porque no va ni con su manera de ser ni de proceder" esta agresión. Tras recordar que todavía se deben esclarecer los hechos, ha dicho que esto sucedió sucedió "en un contexto de provocación" y dijo que hay personas que "muchas veces" pierden "los papeles".

En este sentido, ha dicho que el militante del PNV que agredió a Antonio Aguirre "ha mostrado su pesar y ese apesadumbramiento", que es "suficiente" para la formación jeltzale. "Porque sabemos quién es la persona, sabemos qué es lo que está sintiendo, lo que le duele que el nombre del PNV y el de su persona se vean inmersos en una interpretación incorrecta e injusta con lo que es la historia del propio PNV y también con el contexto del momento en el que se dio esta circunstancia", ha señalado.

Mecánico de la Ertzaintza

El PP denunció ayer que esta persona era un representante de la formación nacionalista en un consejo de distrito de Bilbao. Hoy, el presidente del PP de Vizcaya, Antonio Basagoiti, ha ido más allá y ha asegurado que el agresor ha sido el encargado del taller mecánico de la Ertzaintza, lo que explica que no fuese arrestado.

El Departamento de Interior ha negado este extremo y ha explicado que el presunto agresor es un jubilado que en su día trabajó en el Parque Móvil del Gobierno vasco, entidad que no depende del Departamento de Interior y que "nunca ha gestionado los vehículos que integran el parque móvil de la Ertzaintza".

El equipo de Javier Balza, por medio de un comunicado, ha tachado las declaraciones de Basagoiti de "sucesión de insultos y un burdo intento de aprovechar políticamente el incidente". Ha explicado que los hechos están puestos en conocimiento de la Justicia y ha acusado a los populares de "obviar descaradamente cualquier atisbo de presunción de inocencia".

Con todo, Interior ha visto en estas acusaciones "una prueba más de que el PP, como ya ha demostrado en tantas ocasiones, no cree en la profesionalidad de la Policía Vasca" y ha criticado su "profundo desprecio por el conjunto del funcionariado vasco y por los procedimientos legales de acceso a la función pública".

El parlamentario del PP vasco, Carlos Urquijo, mientras tanto, ha señalado que hoy "hay más dudas acerca de la actuación de la Ertzaintza" en la agresión, por lo que ha presentado una pregunta en la Cámara vasca dirigida a Javier Balza. Urquijo ha calificado de "inadmisible" la reacción de los agentes y ha exigido al consejero que aclare "cualquier sospecha de trato de favor y las instrucciones que recibieron los agentes sobre a quién tenían que proteger".

Fotos

Vídeos