Zapatero fija cinco principios para lograr la paz en su primera visita a Euskadi tras el atentado de Barajas

El presidente del Gobierno pide respeto a la ley de partidos y la búsqueda de un acuerdo plural con el requisito previo del fin de toda violencia

EFE VITORIA
Zapatero fija cinco principios para lograr la paz en su primera visita a Euskadi tras el atentado de Barajas

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha fijado hoy cinco principios para lograr la paz, en su primera visita a Euskadi tras los atentados de Barajas. En Vitoria, el jefe del Ejecutivo pidió el fin de toda violencia antes de buscar un acuerdo plural y el total respeto a la ley de partidos. Además, aseguró que mantiene "intacta" su determinación de alcanzar la paz.

Zapatero fijó esos principios en la clausura de la Conferencia municipal y foral celebrada por el PSE en Vitoria, que supone su primera visita al País Vasco desde el fin del alto el fuego de ETA con el atentado perpetrado en el aparcamiento de la T-4 del aeropuerto de Barajas el pasado 30 de diciembre.

El jefe del Ejecutivo ha comenzado su intervención elogiando la labor del PSE y dirigiéndose a los ciudadanos de Euskadi para explicarles esos cinco principios que considera esenciales para lograr la convivencia libre y en paz en el País Vasco.

El primero de ellos es que "para hablar de paz hay que olvidar completamente y para siempre la violencia en el País Vasco y en el conjunto de España.

El segundo consiste en que, para concurrir a las elecciones (no citó expresamente en ningún momento a Batasuna), hay que respetar las leyes, "todas las leyes, y, por tanto -precisó- la ley de partidos". Y para respetar la ley de partidos explicó que hay que aceptar que, en política, sólo valen los métodos democráticos y hay que rechazar la violencia, la coacción o cualquier tipo de amenaza para estar en la representación institucional.

El tercero de los principios enumerados fue que el futuro de Euskadi pasa por un acuerdo plural entre partidos decidido por los ciudadanos en el marco de la Constitución y de las leyes.

El PSOE siempre apostará por ese acuerdo plural, pero -y ese fue el cuarto principio- no dará un paso adelante mientras subsista la violencia o la amenaza de violencia.

El quinto y último principio fue la expresión de una posición personal: "mantengo intacta mi determinación por alcanzar la paz, por ver el fin de la violencia, uniendo a todos los vascos, a todos los partidos vascos y unidos todos los ciudadanos de España; sólo así -aseguró- trabajo como presidente del Gobierno.

"Gracias"

Zapatero quiso dar las "gracias (a los socialistas vascos) por trabajar en favor de la paz, por combatir el odio, por resistir a los violentos y a los ataques a nuestras sedes, por soportar a los que, incomprensiblemente, os llevan a los tribunales simplemente por buscar la paz", dijo en referencia a las denuncias presentadas por el PP y el Foro Ermua contra los dirigentes del PSE Patxi López y Rodolfo Ares por reunirse con representantes de la ilegalizada Batasuna. También agradeció al PSE que no utilice nunca a las víctimas del terrorismo y por "soportar que otros lo hagan".

Fotos

Vídeos