El Athletic elige a Mané hasta el final de la temporada

Sarriugarte fue destituido tras quedarse sin apoyos en la junta y el club cerrará esta mañana el acuerdo con el nuevo técnico, que será presentado por la tarde

J. ORTIZ DE LAZCANO JBILBAO j.o.lazcano@diario-elcorreo.c
ADIÓS. Sarriugarte saliendo ayer de Lezama. / BERNARDO CORRAL/
ADIÓS. Sarriugarte saliendo ayer de Lezama. / BERNARDO CORRAL

José Manuel Esnal, 'Mané', será presentado en la tarde de hoy en Ibaigane como nuevo entrenador del Athletic hasta el final de la temporada, en sustitución de Félix Sarriugarte, cesado ayer después de cuatro meses y medio en el banquillo. EL CORREO ha podido saber que el trato con el entrenador de Balmaseda se cerró prácticamente en la tarde de ayer y que únicamente quedan por zanjar unos flecos relacionados con su equipo de trabajo. Las dos partes han quedado citadas hoy para solventar los últimos detalles. Mané realizará mañana su primer entrenamiento en Lezama y debutará el domingo (19.00 horas) en el Santiago Bernabéu.

Fuentes de la junta indicaron a este periódico que las negociaciones arrancaron ayer. Los dirigentes comisionaron esta labor al vicepresidente primero, Juan Carlos Ercoreca. El hombre de confianza de Urquijo se puso en contacto con Mané por la mañana y por la tarde le envió la oferta económica vía fax. Por lo visto, el técnico no puso pegas a la propuesta. Eso sí, exigió plena libertad en la toma de decisiones deportivas y rodearse del grupo de trabajo que crea oportuno. Por el momento, llegará acompañado por su segundo, Ángel Garitano, 'Ondarru'.

Las fuentes consultadas aseguraron que Mané fue el entrenador más apoyado por los dirigentes cuando se les pidió el nombre del sustituto de Sarriugarte. Acudieron a la junta extraordinaria diez de los doce directivos. Los otros tres nombres puestos sobre la mesa -Luis Fernández, Vicente del Bosque y Héctor Cúper- fueron retirados en cuanto se constató que la mayor parte de los miembros del equipo de Ana Urquijo se inclinaba por el técnico vizcaíno.

En su favor se argumenta que es capaz de extraer el máximo rendimiento de sus futbolistas y que no es una persona que levante controversias en el entorno. Su apuesta por un fútbol con rigor defensivo y de presión se entiende como el mejor antídoto a la crisis. Es un técnico de ideas claras y principios firmes que con su llegada al Athletic cumple una de las grandes ilusiones de su vida. «Su gran sueño es fichar por el Athletic, pero está muy preocupado», dijo ayer una fuente cercana al entrenador.

Mané había sido sondeado por el Nástic, pero en cuanto apareció el Athletic en su horizonte se olvidó de los catalanes. El hecho de que siempre haya firmado por una temporada facilitó el acuerdo, porque la junta, que deja el club en junio, no puede hipotecar al próximo presidente con un técnico con contrato en vigor. El balmasedano ya tuvo posibilidades de firmar por el Athletic la pasada campaña, tras el cese de José Luis Mendilibar. José Miguel Lanzagorta, entonces vicepresidente, propuso su fichaje, pero la mayoría de los gobernantes apostaron por Javier Clemente.

Habitual en San Mamés

En lista de espera desde hace años para hacerse socio del Athletic, Mané ha sido un habitual de San Mamés a lo largo de esta temporada, pero significativamente eludió acudir al partido ante el Sevilla, consciente de que se trataba del principal candidato al banquillo y de que su presencia en el campo podía ser malinterpretada.

Su llegada al club viene precedida por la marcha de Sarriugarte. Sacudido por un pésimo balance de resultados y acorralado por una directiva cada vez más crítica con su gestión, dejó ayer de ser entrenador del Athletic. Ana Urquijo le comunicó al mediodía en su despacho profesional que quedaba relevado. La propia presidenta hizo público el cese a las 17.47 horas en las escaleras de Ibaigane, acompañada por el vicepresidente segundo, Fermín Palomar, y la secretaria de la junta, Begoña Oraá, después de casi dos horas de reunión de la directiva.

Sarriugarte se quedó sin ningún valedor en la junta tras la derrota ante el Sevilla. El equipo iba de mal en peor, sumido en una profunda crisis, con apenas una victoria en sus catorce partidos disputados, doce de Liga y dos de Copa.

En las últimas horas, los directivos partidarios de su marcha incrementaron la presión sobre la presidenta. Ercoreca y ella habían protegido al entrenador cuando, tras la eliminación de Copa en Mallorca, una buena parte de los dirigentes reclamaron su destitución fulminante. Un punto en tres partidos de Liga después de perder en Palma inclinó la balanza en favor de los favorables al despido.

A Sarriugarte se le ha discutido su sentido táctico, se le ha reprochado que su equipo estaba poco trabajado, sobre todo en defensa, y se le acusa de no motivar a una plantilla que le recibió expectante, pero que al poco comenzó a dejar de creer en él.

En una pretemporada en la que los clubes con aspiraciones se inclinaban por técnicos estrella (Fabio Capello, Víctor Fernández, Javier Aguirre, Javier Irureta), el Athletic decidió que Félix Sarriugarte debía relevar a Javier Clemente cuando éste fue despedido al poco de iniciarse la pretemporada. Fue la segunda apuesta de Fernando Lamikiz por un técnico sin pedigrí en Primera división, como había sucedido antes con José Luis Mendilibar. De nuevo, los resultados acabaron con el envite.