Azofra reconoce que le "apetecían otros retos" tras su etapa en Estudiantes

El base madrileño ha sido presentado esta tarde como nuevo jugador del Lagun Aro y podrá debutar el domingo ante su ex equipo

EL CORREO DIGITAL-AGENCIAS BILBAO
Azofra reconoce que le "apetecían otros retos" tras su etapa en Estudiantes

El base madrileño Nacho Azofra ha tomado parte esta tarde en su primer entrenamiento como jugador del Lagun Aro tras ser presentado oficialmente. El ex jugador de Estudiantes podrá debutar este domingo con los rojillos precisamente contra el equipo que ha sido el referente durante quince años de su vida.

Azofra, que continúa en activo con 37 años, dijo hoy que después de haber terminado la pasada temporada el ciclo en el club de casi toda su carrera deportiva, el Estudiantes, porque le "apetecían otros retos". El veterano base aseguró también que se veía "ubicado" en el Lagun Aro "desde septiembre", cuando conoció el interés de la entidad bilbaína por tantear su fichaje.

"Es un club en el que ubicaba, conociendo a los jugadores y porque coincidían todas las cosas que a mí me gustan de un club", comentó el base madrileño, que valoró, entre otras cosas, que en Bilbao y en "en el País Vasco se vive el deporte como en ningún otro lugar de España".

También destacó que el hecho de que el Lagun Aro sea un equipo en el que "el juego fuerte es el exterior", es decir, un equipo "con defensa fuerte, juego rápido, tiradores y contraataque", era lo que más le hacía ubicarse en él.

681 partidos en la ACB

Azofra, por otro lado, quiso dejar claro que no llega a Bilbao "como salvador de nada", sino para aportar su "granito de arena" y colaborar en lo que ha "hecho siempre" a lo largo de una carrera de 681 partidos en la ACB y 39 como internacional absoluto, que es hacer que sus compañeros "sean mejores".

El jugador madrileño aseguró que en "el aspecto físico" está para "rendir desde ya", porque se ha estado entrenando con el equipo de EBA del Estudiantes y que quizás lo que le falte es "coger ritmo de juego". En todo caso, avanzó que se encuentra en perfectas condiciones para jugar este domingo en el próximo partido de su equipo, un choque que le enfrentará precisamente a Estudiantes en la capital vizcaína.

"Parece hecho a posta", dijo, avanzando la opinión que se tiene en el equipo colegial de la salida a Bilbao. "La Casilla es una cancha difícil", comentó, recordando que cuando ha jugado en Bilbao o ha perdido o ha ganado en los últimos segundos. Al respecto de ese enfrentamiento, desveló que ha hablado con ex-compañeros como Gonzalo Martínez y Pancho Jasen y que ha "hecho unas risas" con ellos sobre el asunto.

Salgado y Koljevic

Azofra tuvo buenas palabras de los dos jugadores con los que va a compartir el puesto de base, Javi Salgado e Iván Koljevic, si bien el montenegrino quizás juegue a partir ahora también de escolta.

"Salgado es un jugador muy completo, que lo hace todo bien y con mucho carácter. Es un base que controla su equipo, algo muy difícil en la ACB. Koljevic, un poco lo contrario. En el uno contra uno es de lo mejor del campeonato, aunque está un poco en fase de aprendizaje. Le auguro que va a ser un jugador muy bueno porque cuenta con la ventaja de ser desequilibrante", apuntó.

En todo caso, a Azofra, más que su llegada, lo que le parece determinante para su nuevo equipo es la reaparición el domingo de su jugador franquicia, el pívot eslovaco Martin Rancik, incorporado hoy de nuevo con normalidad a los entrenamientos tras más de un mes de baja.